fbnoscript
27 de agosto de 2019

La reunión de Corpacci, Alicia Kirchner y Alberto Fernández con las mineras: ninguna salida, mayor saqueo

Por Pedro Saracho
Partido Obrero Catamarca

Este lunes 26, la gobernadora K (y candidata a diputada nacional) Lucía Corpacci fue la organizadora de una reunión de ejecutivos de empresas mineras, que tienen proyectos en San Juan, Santa Cruz y Catamarca, con Alberto Fernández y de la cual también participó Alicia Kirchner. La reunión es una muestra de que con el gobierno de Fernández, presidente, y de Jalil (candidato a gobernador por el Frente de Todos en la provincia) las mineras tendrán todo el apoyo estatal.

Fernández fue lejos y explícito en ese apoyo. Primero garantizó la seguridad jurídica: "Estamos trabajando para que las inversiones en Vaca Muerta y en la producción de litio cuenten con un marco legal que brinde seguridad jurídica" (LN 27/8). Ya Nielsen de su equipo económico había planteado el proyecto de proteger la disponibilidad de las inversiones de Vaca Muerta vía la creación de un fideicomiso en Nueva York donde las empresas podrán depositar los dólares que les ingresen por las exportaciones que superen los índices actuales, es decir, una “offshorización”. La asociación de Vaca Muerta con la producción de litio revela la importancia que adquieren estas dos explotaciones para los grupos mineros, y la decisión de Fernández es una garantía para avanzar con procedimientos destructivos del medio ambiente. En el caso del litio ya hay movilizaciones en Antofagasta de la Sierra por el acueducto de Río Los Patos que entrega el agua a la extracción del litio.

Las mineras (en el caso particular de Bajo la Alumbrera concentra todo) han recibido beneficios con el macrismo (la quita de las retenciones), antes con el kichnerismo (que le permitió poner a más de la mitad de sus trabajadores tercerizados) y antes con el menemismo, la línea de continuidad de beneficios es eterna favoreciendo a las corporaciones. Pero en esta oportunidad no solo han ofrecido un régimen de entrega mayor de las requisas naturales, sino garantizan avanzar en la reforma laboral, que es el otro aspecto que explica la centralidad que Fernández da a Vaca Muerta. El convenio negrero de los trabajadores petroleros está en el camino de la reforma reclamada por el gran capital. O sea, que es destrucción del ambiente, grandes negocios capitalistas, saqueo de las riquezas naturales, reforma laboral, todo en uno. Sería la última línea que tendrían que romper las mineras ya que tienen régimen tributario especial, aportan solo el 3 % de regalías y en el macrismo se le ha quitado todas las retenciones. 

La discusión con las corporaciones mineras no está en la línea de resolver el problema social que tiene a Argentina, y en particular Catamarca, con índices de desocupación altísimos, salarios de hambre y una falta de industrialización en la provincia que hace difícil la búsqueda de trabajo. El pacto viene a depredar la naturaleza y a saquear nuestros recursos, en la línea de que lo hecho durante 25 años por Bajo La Alumbrera.

Es necesario poner en esta misma línea la oposición de los gobernadores del PJ, entre ellos de Lucia Corpacci, a las medidas llevadas a delante por el ejecutivo nacional luego de la aplastante derrota en las PASO y la devaluación de la moneda. Estas medidas no resuelven el problema de los trabajadores que hemos sufrido la demolición de nuestros recursos en este proceso, pero la posición de los gobernadores es una línea de ajuste mayor. Están defendiendo sus negocios de capitalistas entre ellos los petroleros y los mineros, los recursos propios a costa de más ajuste a los trabajadores. La liga de gobernadores se pone a la derecha del macrismo. No solo por oponerse a la quita del IVA sino también en la línea de entrega a las corporaciones. En el caso de Corpacci, que ha acompañado el pacto fiscal y todas las medidas del macrismo durante 3 años, siendo así coautora de esta crisis, no puede ofrecer una salida a ella. En esta se enmarca la reunión de Alberto Fernández con las mineras. 

Planteamos la nacionalización de todos los recursos naturales, incluido el agua. Puestos en manos de los trabajadores y pueblos afectados. 

La inmediata confiscación de los activos de las empresas mientras y que se pongan esos recursos en un plan de industrialización. 

Apertura de los libros de todos los emprendimientos mineros en actividad de la provincia, puesto en manos de sus trabajadores y uso de sus ganancias en las poblaciones en las que pertenecen. 

Que se realice el saneamiento ambiental de Bajo La Alumbrera, que este esté fiscalizado por asambleas de los pueblos afectados y profesionales independientes. Que el costo de este proceso sea asumido por los capitales mineros que se han beneficiado con los 25 años de explotación.

No al Acueducto de Río Los Patos

No a Agua Rica


 

Compartir

Comentarios

TOOLBAR