fbnoscript
5 de octubre de 2017

Vecinos de Baradero, en pie de lucha por vivienda

Desde hace semanas 28 familias mantienen una toma de terrenos, pese a las amenazas de desalojo de la intendenta de Cambiemos, Fernanda Antonijevic.
Desde hace varias semanas, 28 familias de Baradero llevan adelante una ocupación de tierras en un predio lindero al Barrio La Igualdad, en inmediaciones al Aero Club Baradero, reclamando la posibilidad de acceder a un terreno.
 
En la actualidad, a pesar de sufrir amenazas de desalojo y todo tipo de agresiones por parte de la intendenta Fernanda Antonijevic (Cambiemos), mantienen la ocupación de esos terrenos y se han organizado (con el apoyo del Partido Obrero) conformando la Asamblea Vecinal Esperanza Unida, votando delegados, poniéndole nombre al barrio, realizando un censo de los vecinos, el relevamiento del terreno y la división de las parcelas.
 
Cuadro de situación
 
El déficit habitacional en Baradero es gigantesco. Como en el resto del país, la posibilidad de acceder a una vivienda e incluso a un terreno está en los hechos vedada para la familia trabajadora, y solo un sector de asalariados mejor remunerados cuenta con la posibilidad de acceder a créditos (cuyas condiciones son, por lo demás, leoninas). Ni hablar de los desocupados y precarizados –con contratos temporales o changas–, que muchas veces ni siquiera pueden acceder a un alquiler. 
 
El Estado no garantiza el derecho a la vivienda, ya que la obra pública a tal fin es insuficiente o directamente nula. Cuando existen planes de vivienda, las condiciones para poder acceder excluyen a vastos sectores, y la asignación se realiza en muchos casos de forma discrecional.
 
Tanto la actual gestión de Antonijevic como la anterior han negado sistemáticamente el derecho a la vivienda a la población trabajadora, con la excusa de falta de fondos y de tierras públicas.
 
Lejos de esto, su política está al servicio del lucro empresario. Han votado por unanimidad  (Cambiemos, Frente Para la Victoria, Frente Renovador) que se rematara a $26/m2 el Parque del Este para la construcción de un club del yate, cuando el valor de mercado superaba los $300/m2; han habilitado los loteos y la construcción de edificios, sin prever cómo afectarían los servicios de aguas, cloacas, gas y luz y sin cobrar una tasa diferencial y hasta han puesto a trabajar maquinaria municipal en campos y barrios privados. El acaparamiento de tierras (en la ciudad e islas) y viviendas en Baradero se da con el guiño del poder político.
 
Luchar sirve
 
El gobierno de Antonijevic amenaza ahora con el desalojo de este acampe pacífico en tierras fiscales (pertenecían al Consejo Agrario Nacional, que está disuelto), luego de desoír de forma sistemática el reclamo, alegando sucesivamente que iba a hacer allí una plaza, una canchita, una escuela y una iglesia; de intimidar a los adultos con quitarles a los menores para llevarlos al hogar del niño; e incluso de calumniar su reclamo sosteniendo que detrás de la toma se esconde un negociado inmobiliario.
 
En el Concejo Deliberante se votó por amplia mayoría un acta instando a que “se solucione el conflicto” que deja las decisión de la “salida”… en manos de Antonijevic. La oposición, mientras da expresiones demagógicas de “simpatía” para con los vecinos, es cómplice del ataque de Antonijevic.
 
Pero los vecinos están de pie, y cuentan con el antecedente de otras luchas que han dado sus frutos. Anteriormente, la movilización de los trabajadores consiguió que se otorguen tierras para ser sorteadas por los sindicatos, mientras que los vecinos del Barrio La Igualdad –tras aguantar los amedrentamientos del gobierno, una campaña comunicacional en contra, la falta de conexión de luz y agua, el bloqueo del ingreso de leña para soportar el frío y de materiales de construcción– consiguieron sus tierras y han construido su barrio. 
 
También se han organizado los beneficiados del plan Procrear, cuando vieron pulverizados sus sueños al ver que los montos recibidos no alcanzaban a saciar el apetito de ganancia de las inmobiliarias, por lo que solicitaron al municipio comprar tierras fiscales.
 
Desde el Partido Obrero apoyamos la decisión de los trabajadores de organizarse, defendemos el derecho a la vivienda y un trabajo digno, nos oponemos a la especulación inmobiliaria, a los negociados con las tierras públicas y al acaparamiento de tierras y viviendas.
 
¡No al desalojo! ¡Viva la lucha de los vecinos de la Asamblea Vecinal Esperanza Unida!
 
Inmediata conexión de servicios esenciales, agua y luz. Instalación de baños químicos.
 
Por un empadronamiento de tierras ociosas (públicas y privadas) y de las familias que necesitan acceder a una vivienda propia.
 
Ningún impuesto a la vivienda única. Por impuestos progresivos a las grandes fortunas y a la especulación inmobiliaria.
 
Por un plan masivo de viviendas populares, a cargo del Estado, bajo control de trabajadores y vecinos, con cuotas no mayores al 10% del sueldo.
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios