fbnoscript
24 de junio de 2019

Chaco: La ruptura del PJ y cómo ponemos en pie una alternativa

La novedad en las elecciones chaqueñas será el quiebre del PJ, entre el gobernador Domingo Peppo y el ex –gobernador y jefe de gabinete, y actual intendente de Resistencia Jorge Capitanich. El quiebre fue largamente anunciado, pero se precipitó la última semana, cuando fracasaron todos los armados tendientes a garantizar una lista unitaria. El punto central en disputa fue la gobernación. La negociación contemplaba la senaduría como una compensación, según el caso, para quien no fuera gobernador. El jueves, Peppo anunció que se había llegado a un acuerdo, con ambos en la fórmula de Senadores y dejar abierta la gobernación. Sin embargo, Capitanich lo desconoció públicamente. Finalmente, Capitanich irá a las PASO con una lista kirchnerista contra el PJ de Peppo y Gustavo Martinez.

Hay que destacar que en el curso de la negociación, la fórmula presidencial de Alberto y Cristina Fernandez jugó un rol de arbitraje, que fue reconocido por todas las partes. Según trascendidos, la ruptura del acuerdo es el resultado de disidencias al interior de la propia fórmula, en la cual Alberto Fernandez habría respaldado a Peppo contra Cristina - Capitanich. Esto explica que ambos irán a la PASO pegados a la boleta presidencial. Los luchadores de la provincia deben tomar nota del aval a Peppo de la fórmula presidencial.

El quiebre del aparato del PJ que garantizó el gobierno provincial durante 12 años tendrá consecuencias decisivas en la vida política de la provincia. La mayor parte de los intendentes han quedado del lado de Peppo, con lo cual cuenta con un mayor respaldo del aparato estatal para la campaña, una diferencia clave. Sintomáticamente, el intendente de Fontana, que acompaña a Capitanich, anunció el desdoblamiento de la elección de su municipio, respecto de las provinciales. 

La ruptura es entre viejos socios. Peppo fue presidente del Instituto de vivienda bajo el Gobierno de Capitanich. Ahora, hay dos intendentes presos, y otros investigados, por el robo de fondos para las viviendas. 

Programa

Desde el punto de vista programático, ninguno tiene una salida a la crisis provincial. Las inundaciones, el desarrollo sojero, los desmontes, la pobreza estructural (500.000 chaqueños bajo la línea de pobreza y 125.000 bajo la línea de indigencia) la precarización laboral generalizada, el desempleo masivo, se han acentuado con Peppo y Macri pero se gestaron bajo Capitanich, Rozas y Nikich. La apuesta a la soja y el acaparamiento de la gran producción, el fracaso de una industrialización raquítica y basada en negociados a costa del presupuesto del estado, colocan al Chaco en este cuadro crítico.

Una salida de fondo a esta situación debe contemplar colocar la producción agraria bajo control de trabajadores y campesinos, terminar con los desmontes, recuperar las fábricas cerradas bajo control obrero, garantizar un salario igual a la canasta familiar y el pase a planta de los precarizados, desarrollar un banco de tierras en cada municipio para asignar la tierra urbana a las familias necesitadas. Este programa requiere que los recursos que hoy van al pago de la deuda externa (2000 millones diarios solo de intereses a nivel nacional) vengan a satisfacer las necesidades del pueblo trabajador de las provincias más pobres del país. Por lo tanto, la ruptura con el FMI, además, por ejemplo, del cese de los tarifazos mediante la nacionalización de las empresas de energía y la apertura de sus cuentas (y las de la empresa provincial  Secheep) al control obrero y popular. 

Pero todas estas medidas están fuera del horizonte de todos los bloques del PJ. Ni hablar de garantizar los derechos de las mujeres, cuando todos han sido en igual medida cooptados por el lobby evangélico y clerical. La lista de Capitanich incluye a la fanática anti abortista Claudia Panzardi, junto a otras candidatas “verdes”. Pero el propio Capitanich reafirma a cada paso su dependencia del clero.

Capitanich propone una reforma constitucional que acentuaría los rasgos anti democráticos del régimen político de la provincia (por ejemplo, con diputados por pueblo, que serían todos de la lista ganadora) y su carácter de cooptación burocrática. En la propuesta de reforma, por ejemplo, se baraja la municipalización educativa, que sería un paso más en la política de destrucción de la educación pública que viene llevando adelante el Gobierno Provincial mediante el desfinanciamiento de la escuela pública en beneficio de las escuelas “de gestión social” o privadas.

La UCR entra a la elección golpeada, sin demasiada capacidad de capitalizar el quiebre de sus adversarios. Aida Ayala está procesada y zafando de la cárcel por la cobertura de Cambiemos en la Cámara de Diputados. Rozas anunció su retiro de la actividad política. Su delfín, Carim Peche, no levanta políticamente. El radicalismo le achaca la crisis a Peppo, por su corrupción, pero es tapar el sol con la mano tratar de esconder que la bancarrota nacional es resultado de la política de Macri. 

Vamos con la izquierda

El Partido Obrero va a la batalla electoral con el respaldo de haber estado presente en todas las luchas contra el ajuste nacional y provincial. Acompañamos especialmente la gran huelga docente, con un planteo de defensa de la educación pública y contra el deterioro salarial. En las recorridas por el interior, se pone de manifiesto la necesidad de una alternativa a los partidos del régimen. Vamos a la conquista del electorado en un cuadro de una elección dura por la guerra al interior del PJ y la polarización nacional.

Vamos a defender un planteo para que la crisis la paguen los capitalistas y a explicar al pueblo del Chaco la necesidad de romper con el FMI y las consecuencias para la provincia de continuar con el sometimiento al pago de la deuda y al fondo monetario. Y vamos a desarrollar a fondo un programa para darle respuesta a las necesidades urgentes de trabajo, salario, salud y educación de la provincia. Con Juan García y Samanta Salas a la cabeza de las listas de Diputados y Senadores, y Aurelio Díaz como candidato a Gobernador, con candidatos luchadores de decenas de pueblos, vamos a la batalla por una salida de los trabajadores a la crisis.
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios