fbnoscript
12 de agosto de 2019

Río Negro: el peronismo saca provecho de la alianza Weretilneck-Macri

El Frente de Izquierda-Unidad se consolida de cara a octubre.

A tono con el resto del país, el peronismo usufructuó en las elecciones de Río Negro el fracaso del gobierno de Cambiemos.

El Frente de Todos obtuvo un 54% de los votos en su tramo a presidente, que baja a 44% en senadores y diputados; mientras que el macrismo sacaba el 22,5% de los votos para la fórmula presidencial y el 14% en el tramo a diputados (por lo cual no conquistaría ninguna banca).

El partido de gobierno de la provincia, Juntos Somos Río Negro de Alberto Wereltineck, obtenía el 29% a senador y el 23% en diputados, lejos del 56% obtenido en las pasadas elecciones provinciales. Sufrió el impacto negativo de su asociación con Miguel Ángel Pichetto y de conjunto de su acuerdo con el macrismo, que acordó no presentar boleta para el tramo de senador en beneficio de Wereltineck.

Así, el peronismo retendría dos de tres bancas en senadores y diputados, mientras que Juntos (que hace dos años no había presentado lista a parlamentarios nacionales) se haría de un senador y un diputado. 

El candidato a senador kirchnerista Martín Doñate salió a declarar en las últimas horas que Arabela Carreras, la gobernadora electa de Weretilneck será acompañada por él en todo, en caso de llegar a conquistar una banca. Ante el derrumbe macrista, el peronismo, ni lerdo ni perezoso, le tira un “centro” a Juntos Somos Río Negro, en un intento de integrar a esa fuerza al recambio patronal en curso.

La elección del Frente de Izquierda-Unidad

Entre las fuerzas de izquierda que se presentaron el Frente de Izquierda-Unidad sacó el 2,95% en su tramo a presidente, subiendo al 3,25% en senadores y al 3,39% en diputados, mientras que el MAS obtenía el 0,82% a presidente, el 1% en senadores y el 1,02% en diputados. 

En Bariloche, los resultados para el FIT-U ascendían a 4,03% (tramo presidencial); 5% (senadores) y 5,30% (diputados).

El Partido Obrero en el Frente de Izquierda-Unidad denunció una y otra vez que Alberto Weretilneck fue un alfil del ajuste macrista durante todo su gobierno, con el acompañamiento al pacto con los fondos buitres, la firma del Pacto Fiscal entre Nación y Provincia y el apoyo a la reforma previsional. Denunciamos asimismo el endeudamiento de la provincia a través del Plan Castelló, que hoy coloca a Río Negro ante un nuevo default, que está siendo pagado por los trabajadores.

De cara a octubre, vamos a reforzar la perspectiva de independencia política que representa el Frente de Izquierda-Unidad en todo el país, para que la crisis la paguen los capitalistas, y por una salida de la izquierda y lxs trabajadorxs.
 

Compartir

Comentarios