16/07/2020

Avellaneda: Star Stericycle contamina los barrios

Se trata de la empresa responsable de la quema de residuos de los centros de salud.

Ubicada en Camino de la Costa y Sargento Ponce, en la localidad de Sarandí, Avellaneda, frente a la reserva ecológica (Eco Punto), Star Stericycle es responsable de la quema de residuos patógenos de los centros de salud de Avellaneda. En la última semana, fue denunciada por sus vecinos y trabajadores por ejercer la tarea sin ningún tipo de tratamiento, descargando en el aire altos niveles de humo contaminante.

Stericycle forma parte de un conjunto de tres firmas garantes del tratamiento y disposición final de residuos peligrosos, tanto patógenos como especiales, en las zonas de CABA y provincia de Buenos Aires. Acuerdo aprobado entre el Ministerio de Hábitat y Medio Ambiente desde hace dos años, sin ningún tipo de control e inspección.

Mientras en la Ciudad de Buenos Aires se ha prohibido la práctica de incineración, cruzando el Riachuelo se encuentra activa. En la provincia se mantiene vigente el decreto 450/94 firmado por Eduardo Duhalde, que reglamenta la generación, manipulación, tratamiento y disposición ambiental de los residuos patógenos. En la misma se conforma el Registro Provincial de Generadores de Residuos Patógenos, desde donde se deberían mantener un control. Por otro lado, plantea la necesidad de evaluaciones previas y posteriores en aire, suelo y agua, en zonas aledañas a las plantas tratadoras de residuos. Controles y evaluaciones que, a 26 años de firmado el decreto, nunca se efectuaron.

Hoy, vecinos de la rivera manifiestan que la firma, desde inicios de julio, ha puesto en marcha sus chimeneas, quemando la basura de los nosocomios de Avellaneda y Lanús. “El humo debería ser claro, blanco, pero desde hace más de una semana que sale gris oscuro y negro” afirman los vecinos.

Pese a que la Organización Mundial de la Salud (OMS) identificó los potenciales riesgos del manejo de residuos hospitalarios, desde infecciones respiratorias y dérmicas, hasta intoxicaciones y cáncer, el municipio “Nac & Pop” de Jorge Ferraresi se lava las manos y patea la pelota responsabilizando de la tarea de control a la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar). Según informan habitantes de las casas próximas a la planta, representantes del ente estatal se presentaron en las puertas de Star Stericycle, pero después de las 16 horas, luego de su horario de cierre. Llegaron tarde y nunca volvieron.

Desde el Partido Obrero en el Frente de izquierda-Unidad exigimos las evaluaciones e inspecciones necesarias. Basta de precarización en el hábitat y medio ambiente. Plan de infraestructura y obras públicas a cargo del Estado y controladas por los habitantes de los barrios.

Formación de comisiones de seguridad e higiene en el barrio y la planta, conformada por sus vecinos y trabajadores. Representación de los vecinos afectados por la contaminación en  la Acumar.