28/04/2020

Bajante histórica de los ríos Paraná y Uruguay

La escasez de lluvias genera bajantes extraordinarias en los principales ríos de la cuenca del Plata: Paraná y Uruguay en todos sus tramos y Paraguay, en su curso medio e inferior. Este fenómeno climático es una consecuencia del aumento de temperatura global que ocasiona episodios extremos, y más frecuentes, a veces de sequía y otras veces de inundaciones.


El principal perjuicio que ocasiona esta sequía es la dificultad en la operación de las plantas de tratamiento de agua que abastecen a las principales ciudades costeras, dado que la calidad de agua empeora mucho y requiere mayor cantidad de reactivos y operaciones para su potabilización. En momentos de necesidad de agua para la lucha contra la pandemia la disminución del suministro puede agravar la situación sanitaria.


También se afectó el sistema eléctrico argentino, ya que tanto la represa de Yaciretá, ubicada en el rio Paraná, como la represa de Salto Grande, en el rio Uruguay, no pudieron generar la cantidad habitual de energía. Y otro efecto negativo es la pesca ilegal que derivó en un aumento de la mortandad de peces.


A consecuencia de un pedido de la Cancillería, Brasil habría autorizado la apertura de las compuertas de la represa hidroeléctrica Baixo Iguaçu, que afecta la zona de Puerto Iguazú. El acuerdo alcanzado plantea un aumento en las descargas del embalse de Itaipú por un período acotado entre el 18 de abril y el 1 de mayo, del orden de 1.400 m3 por segundo hacia el tramo argentino-paraguayo del río, valor no muy significativo teniendo en cuenta que el caudal promedio anual del rio Paraná es de 14.000 m3 por segundo y en estos días esta reducido a la mitad.


Según un reciente informe del Instituto Nacional del Agua los datos de nivel correspondientes al 24 de abril para los puertos de Corrientes , Paraná, Santa Fe y Rosario se encuentran entre 1 y 0,55 metros sobre el nivel del mar (msnm), mientras que la media histórica está entre 4,11 y 3,76 msnm, respectivamente. El pronóstico para el 5 de mayo avizora valores aún menores.


Por otra parte, un estudio de la Bolsa de Comercio de Rosario advierte que la falta de completamiento en la carga de los buques de exportación, por el escaso calado en el que quedó el canal de la Hidrovía, ya representa una pérdida de alrededor de 250 millones de dólares para el complejo agroindustrial, solo en este primer cuatrimestre del año, debido a los mayores costos y las complicaciones logísticas de tener que completar carga en puertos de mar (Ámbito 27/4).


Las previsiones por parte del Centro de Previsión de Tiempo y Estudios Climáticos de Brasil (CPTEC – Brasil) indican que la probabilidad de lluvias en Sao Pablo, Paraná, Mato Grosso do Sur, sur de Goiás y centro sur de Mina Gerais se encuentra en niveles inferiores a lo normal. Por su parte, el Servicio Meteorológico Nacional indica que para el trimestre abril-mayo-junio de 2020, existe igual probabilidad en las provincias del norte y noreste argentino.


La competencia entre países y sectores productivos -en particular la agricultura y la ganadería que están presionando sobre el recurso- no favorecen la distribución adecuada del servicio ambiental que ocasiona un río. El manejo de las represas, la distribución del riego y la energía debe estar bajo control de los trabajadores y la comunidad afectada. Asimismo se impone la nacionalización de la Hidrovía y los puertos y la gestión de los trabajadores de las plantas de purificación de agua y efluentes de las ciudades costeras. Los recursos para el manejo de una cuenca tienen que provenir de impuesto a los usuarios que tienen actividades productivas rentables.



 

También te puede interesar:

La medida solo favorece a los importadores y exportadores a costa de la contaminación regional y de la pérdida de numerosas viviendas.
Tormentas e inundaciones en el Gran Mendoza son el trágico escenario para miles de familias
¿Cómo recuperamos el monte nativo cordobés?
El pueblo defiende el agua, el Estado amenaza con desalojar.
La reconversión del zoológico en un "Parque de la Biodiversidad" es una fachada para encubrir negociados.
Intervenciones de Romina Del Plá y Carla Deiana en la Comisión de Ambiente del Congreso Nacional.