Ambiente

16/9/2010

|
1146

Catamarca: Andalgalá está de pie

La plaza de Andalgalá es el epicentro de protestas masivas contra la instalación de Agua Rica.

El sábado 4 de septiembre, más de 2.000 personas se congregaron respaldando el ultimátum dado por la asamblea el Algarrobo, vecinos autoconvocados y jóvenes militantes por el “no a la mina” para que se vaya la empresa Yamana Gold. Diariamente, los vecinos deliberan en la plaza pública, donde se mantiene un acampe y olla popular desde hace una semana. Pero en todos los ámbitos del pueblo se debate sobre si Agua Rica sí o Agua Rica no. Algunos sectores de la burguesía comercial, beneficiados como proveedores, se animan a esgrimir alguna defensa en favor de la minera. El Concejo Deliberante está virtualmente paralizado por la movilización de los vecinos, que le exigen que promueva un plebiscito por el sí o no a Agua Rica.

El edificio de Agua Rica, mientras tanto, está custodiado por la vigilancia de la empresa y por un centenar de matones contratados por el intendente Perea, más otros 30 vinculados a la barra brava del club San Martín de Tucumán (mafia de los Ale), algunos desocupados del lugar y otros contratados por el propio sobrino del gobernador Brizuela del Moral en la capital provincial. Están creando un escenario de provocación acusando a los ambientalistas por dejar sin trabajo a los desocupados.

El proceso de lucha solidaria con Andalgalá y contra diversos emprendimientos en sus zonas se extiende a Belén y Tinogasta, donde se cortó el paso a camiones de La Alumbrera el domingo 5 de septiembre. A su vez, se están programando nuevas acciones conjuntas en la capital, Belén, Andalagalá, Santa María y Tinogasta en los próximos días.

La lucha continúa. Es necesario poner en marcha una jornada de lucha nacional en apoyo Andalgalá para que el movimiento no sea aislado. Que la UAC y todos las organizaciones que luchan en defensa del medio ambiente tomen en sus manos la tarea de no dejar pasar al pulpo, que viene a asfaltar el camino abierto por La Alumbrera.