08/11/2021
Agronegocios

Chaco: Capitanich y la empresa Don Panos envenenan a la población de General Roca

Veneno para los chaqueños, dólares para el FMI.

En la localidad chaqueña de General Roca más de 700 personas fueron envenenadas, la vegetación de la zona se ve severamente afectada y fueron contaminadas las aguas de las piletas de Sameep que provee de agua potable a la población. Desde el Ministerio de Ambiente tomaron muestras que comprueban que utilizaron el veneno prohibido 2-4D o Rondo en las plantaciones de algodón transgénico de la empresa Don Panos, promocionadas por el gobierno de Jorge Capitanich.

Ni lluvia de inversiones ni de dólares, sino una intoxicación masiva de la población para pagar la deuda al Fondo Monetario. Esa es la realidad del proyecto productivo de Capitanich que consiste en instalar granjas porcinas industriales, continuar con los desmontes para los agronegocios y la siembra de 300.000 hectáreas de algodón transgénico en el Chaco.

La empresa Don Panos del multimillonario Eurnekian tiene 120.000 hectáreas entre Chaco y Formosa, y es la desmotadora de algodón más grande de la Argentina (Infobae, 16/5/2020). Todas sus tierras fueron arrebatadas a las comunidades originarias. Para este año la proyección de los cultivos de algodón transgénico en Don Panos es de 4.000 hectáreas.

Desde hace años las denuncias por envenenamiento con agrotóxicos no son registradas adecuadamente. Las consecuencias van desde vómitos y diarrea hasta niños con cáncer, abortos espontáneos y nacimientos con malformaciones. Estos casos se registraron a través de las denuncias que hicieron las comunidades originarias de Campo Medina, cercano a Presidencia Roca y a 20 kilómetros de Pampa del Indio. En 2012 lograron una cautelar a su favor, pero esta fue infinitamente violada por la empresa («La vida fumigada», Revista Mu, 2015)

La contaminación y la destrucción ambiental son amparadas por el gobierno, a pesar de que se tomaron muestras desde el Ministerio de Ambiente sobre la intoxicación con agrotóxicos. La respuesta del gobierno roza el insulto, ya que afirma que el problema es que las avionetas fumigadoras realizaron las fumigaciones con vientos a velocidad no permitida, y que eso generó la intoxicación en general Roca.

Lejos de dar una solución a la situación de la población, el gobierno sigue protegiendo a los empresarios de la contaminación para garantizar dólares al pago de la deuda externa. Debemos expropiar las tierras de Don Panos, que la empresa pase a manos de los trabajadores y la población organizada para terminar con los modos destructivos del ambiente y garantizar el bienestar social de la clase trabajadora.

 

También te puede interesar:

Representantes del agro salen al cruce de la campaña para defender sus negocios.
De la mano de Capitanich y Rach Quiroga avanza el oscurantismo contra los derechos de niñxs y adolescentes.
Jefes comunales, gobernadores y dirigentes de la CGT entre los principales ponderados de la agenda de Alberto Fernández.