27/08/2021

Córdoba: ¿cómo continuamos la lucha en defensa del ambiente?

Después de la concentración frente al Patio Olmos a un año de la primera movilización contra el acuerdo porcino.

El pasado miércoles 25 de agosto, en Córdoba, se realizó una concentración frente al Patio Olmos contra el acuerdo porcino con China y contra la depredación ambiental en la provincia. La actividad fue parte de una jornada nacional de lucha a un año de la primera vez que fueron copadas las calles contra el citado tratado.

La coordinadora Basta De Falsas Soluciones (BFS) defendió volver a las calles contra las maniobras que el gobierno ha impulsado para poder hacer pasar el acuerdo provincia por provincia. En Córdoba, los negociados a costa del ambiente son moneda corriente.

Por eso, en la actividad además de rechazar las megagranjas porcinas se denunció la contaminación del Río Suquia, la imposición de la Autovía de Punilla, que tendrán un impacto ambiental catastrófico, los enormes niveles de basura que no se logra reciclar y los desmontes e incendios para cambiar el uso del suelo, favoreciendo los emprendimientos inmobiliarios.

Bien vista, la convocatoria apuntó contra quienes gobiernan y, por supuesto a la oposición macrista. No hay grietas a la hora de atacar el ambiente. Vale señalar que el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, sólo tuitea y abiertamente dice, según palabras de su secretario Sergio Federovisky, que el problema más grave que enfrenta la Argentina son los basurales a cielo abierto. Este periodista, hoy devenido en funcionario (que promueve una economía circular desde el reciclado), no se ha percatado de los desmontes y agrotóxicos por el agronegocio, de la megaminería, del fracking, de las represas y de tantos otros proyectos extractivistas que nos condenan al peor final.

Paradójicamente, Juan Cabandié cuenta en su currículum como ministro de Ambiente con la Ley Nacional de Educación Ambiental, entre lo dicho y lo hecho el camino es derecho. Hace quince días dijo que era necesario contaminar para cumplir con los pagos de la deuda, cuando la negociación mediante una compensación ambiental está latente.

Acuerdo Porcino: primarización de la economía, contaminación

Denunciamos el acuerdo porcino de conjunto, puesto que el mismo no representa un desarrollo nacional, sino todo lo contrario. El gobierno nacional y los gobiernos provinciales aseguran que estas megafáricas de cerdos juegan un rol progresivo, pero las que se han puesto en otros países demuestran lo contrario.

Además, el interés por el gobierno provincial de instalar estas megafábricas en Córdoba se contradice con la situación de crisis hídrica provincial, donde, llegado un estado crítico, en algunas localidades deben turnarse para poder tener agua en sus casas.

De acuerdo al tratado que trascendió en medios de comunicación, y el gobierno nunca desmintió, cada megagranja de cerdos consumiría “1.500.000 de litros de agua por día, que es igual a unos 37.500.000 de litros de agua diario”.

La puesta en marcha de estas granjas también implicaría millones de litros de agrotóxicos sobre hectáreas sembradas con monocultivo. Esto trae como consecuencia fumigaciones y la degradación de la tierra, que en la provincia ya son cuento viejo.

De esta manera, tenemos barrios enteros afectados por agrotóxicos, familias con enfermedades terminales y afecciones genéticas y respiratorias, pero ahora el macrismo, junto al oficialismo del PJ, quiere dar como solución a la desocupación puestos de trabajo precarizados, mayor contaminación y afecciones a la población y el medio ambiente.

Desde Tribuna Ambiental venimos impulsando grandes iniciativas en defensa del ambiente, entre ellos, en el marco del “toxico tur” (que está dando cuenta de la contaminación ambiental en la ciudad), el pedido de multas a Corporación América para la remediación del Río Suquía y anteriormente, a partir de la banca del FIT, audiencia pública en el Concejo Deliberante, ocupada por Cintia Frencia, una gran audiencia pública con luchadores para discutir todos los reclamos mencionados y buscar encararlos con un gran plenario ambiental de toda la provincia que resuelva un plan de lucha.

Se trata de desenvolver un camino militante y un programa de conjunto, y más en una ciudad en el que el intendente pretende pintarse de verde. Pero su discurso de economía circular es una farsa. Así las cosas, es necesario reforzar la acción en las calles y en las urnas. En ese sentido, la Lista Obrera y Popular del Partido Obrero en el Frente de Izquierda colocó a protagonistas de asambleas ambientales de Córdoba como candidatxs.

Contra la depredación de quienes gobiernan, votemos al Partido Obrero, y articulemos un gran movimiento ambiental de lucha aprovechando cada terreno abierto para la agitación. ¡No a las megagranjas porcinas!

 

También te puede interesar:

El avance del Frente de Izquierda. Escribe Néstor Pitrola.
La jornada piquetera se expresó en las principales ciudades del territorio nacional.
Redoblemos esfuerzos de cara a las elecciones generales para concluir una gran votación.
Por un Congreso Piquetero Nacional que elabore un programa político, un plan de lucha y que una los sectores explotados contra el ajuste.
La actualidad de nuestro planteo, luego de las Paso.
El Polo Obrero fue clave para la recomposición electoral.