05/10/2020

Incendios: protestaron en la Municipalidad de Santa Rosa de Calamuchita

Calamuchita se mueve y organiza para frenar los incendios, en defensa del bosque nativo.

El mediodía del pasado 2 de octubre se desarrolló en la ciudad de Santa Rosa de Calamuchita, una muy importante movilización respondiendo a la convocatoria de las Asambleas Ambientales de Córdoba reclamando basta de quemas, el Estado es responsable.

Participaron de la movida decenas de vecinas y vecinos que nos convocamos frente al municipio local en pleno centro de la ciudad y se desarrolló con la modalidad de una ronda con los carteles con las consignas de la convocatoria: protejan el bosque nativo, no al cambio del uso del suelo, ni un metro más de bosque nativo perdido por el capital, cuidemos el monte, y claro, alto el fuego, el Estado es responsable.

La ronda, muy llamativa, era saludada con bocinazos desde los vehículos. Desde el municipio, ningún funcionario se asomó. La convocatoria local salió desde la Asamblea en defensa del Bosque Nativo de Calamuchita, un bloque independiente de vecinos que históricamente se movilizan en defensa del ambiente, Tribuna Ambiental y el Partido Obrero.

Cabe destacar que hubo que desarrollar una intensa lucha política contra el freno a la movilización que intentó imponer el kirchnerismo. Finalmente, por nuestra decidida defensa de la movilización presencial, la convocatoria sale por las redes locales.

También desarrollamos esta lucha en los medios locales y en las redes. Nos movía la absoluta convicción de que hay una importante tendencia a la movilización por los reclamos planteados y una gran bronca contra el gobierno provincial y nacional; no solo por su ineficacia para combatir los incendios, sino por su responsabilidad para con las dos vidas que se cobraron los incendios.

El gobierno de Schiaretti es parte de quienes atacan violentamente el ambiente, incluso como se está denunciando en todas las asambleas, amparando a quienes provocan los incendios para extender las fronteras agroganaderas, especulación inmobiliaria de los “desarrolladores”, emprendimientos mineros.

El movimiento ambiental tiene por delante el desafío de grandes batallas, entre ellas el seguimiento y control sobre el plan de remediación que deberá aplicar el gobierno de Schiaretti en los territorio incendiados, para ello el proyecto de ley presentado por la legisladora del FIT Soledad Díaz García es una herramienta fundamental que otorga el poder de veto y el ejercicio de control a las asambleas populares ambientales.

El control popular sobre el uso del suelo, es la única forma de garantizar que la remediación y reforestación sea con plantas nativas, es decir que verdaderamente sea un plan para recuperar las 100 mil hectáreas incendiadas de monte nativo y que no haya un cambio de uso del suelo en las zonas rojas de bosque protegidas por la ley de ordenamiento territorial de bosque nativo (OTBN).

La importancia de dar continuidad a esta lucha quedó planteada en una breve asamblea callejera que desarrollamos al finalizar la jornada. Para tal propósito deberemos reiterar una amplia convocatoria y avanzar en la organización independiente en esta batalla por la defensa del ambiente, que deberá superar todos los bloqueos y presiones. Seguiremos defendiendo firmemente el funcionamiento democrático de la asamblea como una herramienta de organización que lucha contra la depredación ambiental del Estado capitalista. Estamos en camino.

 

En esta nota