25/10/2016

Inundaciones en Neuquén y Río Negro: la culpa no es de la lluvia

La especulación inmobiliaria y el negociado de la obra pública, nuevamente detrás del desastre. Miles de familias trabajadoras fueron afectadas.


Nuevamente y luego de una tormenta, Neuquén y el Alto Valle de Río Negro quedaron bajo el agua como en 2014. Las zonas afectadas incluyen rutas y accesos a parajes cortados, sectores aislados y centenares de familias evacuadas y auto evacuadas de los barrios más humildes.


El agua socavó las calles hasta llegar a las redes de gas que fueron arrasadas en los barrios más afectados, en la zona de bardas con terrenos arcillosos. En pocas horas, el agua de red, ya rojiza y los líquidos cloacales desbordados, complicaron el panorama.


Las localidades más golpeadas en Neuquén además de la ciudad Capital son Plottier, Centenario, Vista Alegre, El Chocón, Senillosa y Piedra del Águila, Añelo, Rincón de los Sauces, San Patricio del Chañar y Cutral Có. Horas dramáticas se vivieron en la ruta 22 por la noche, a la altura de Challacó, cuando una mujer y un contingente con 28 niños fueron rescatados de las aguas que arrasaron la ruta. En  Río Negro, fueron afectadas las localidades de Cipolletti, Allen, Cinco Saltos y Fernández Oro.


La tormenta fue menor a la de abril del año 2014, pero la inundación tuvo características muy similares. Sucede que se ha puesto de manifiesto la ausencia de un plan de obras pluviales repetidamente anunciado.


El Comité Operativo de Emergencia puso su esfuerzo en solicitar la solidaridad y en brindar consejos domésticos a los mismos vecinos se  encuentran sin asistencia. Los anuncios ponían énfasis en culpar a la lluvia y en ocultar las responsabilidades políticas ante la falta de obras pluviales. Algunos periodistas oficialistas llegaron a decir que la responsabilidad es de las familias que se instalan de “manera ilegal” en zona aluvional de las bardas.


Fueron los trabajadores de la educación quienes abrieron las escuelas para que sirvan de centros de evacuación. Y los propios vecinos quienes debieron cortar las calles para evitar una mayor inundación y organizar evacuaciones. Y en la zona de Puente 83 sólo se consiguió luego de los piquetes.


Se decretó un asueto administrativo en Neuquén y se suspendieron las clases en las localidades afectadas de ambas provincias. La tormenta obligó a que se posterguen para el jueves 27 las elecciones de Aten, programadas originalmente para el día 25.


Nuevamente, un hecho natural demuestra que la estructura vial y urbanística monopolizada para la especulación inmobiliaria y el negociado de las obras públicas se convierte en un  desastre para las familias trabajadoras. 


Así lo demuestran las obras presupuestadas, pero de las cuales no hay noticias, como la del acondicionamiento del Arroyo Durán de Neuquén, por casi sesenta millones de pesos, en 2016, y por la cual socilitaremos un informe en la Legislatura.


Por su parte, el intendente capitalino “Pechi” Quiroga se ha deslindado de sus propias responsabilidades por las inundaciones y apuntó contra “los profesionales” por hacer mal los cálculos de las obras hídricas. Un cínico.


El Partido Obrero reclama la inmediata asistencia a las familias y se pone a disposición de la colecta y organización de los vecinos en local Central de calle Santa Cruz 375. Las donaciones se reciben hasta el sábado 28 de 17 a 21.

También te puede interesar:

Impulsamos medidas de lucha contra esta injerencia imperialista.
En momentos de mayor producción y precios.
Carlos Burgos presidente de la Comisión de Fomento desaloja por la fuerza a la familia Sepúlveda
Se contabilizaron más de 40 eventos telúricos en la zona de Sauzal Bonito. También hubo temblores en cercanías a Añelo.
El clasismo y las luchas en curso dijeron presente con un acto frente a la Casa de Gobierno.