24/12/2020
CONTAMINACIÓN

Merlo: ecopuntos, la mentira ambiental 

El municipio bonaerense de Merlo cuenta con una Subsecretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable. Sin embargo, abundan los basurales clandestinos, a lo que la intendencia de Gustavo Menéndez (Frente de Todos) los mal llama“Ecopuntos”: lugares donde supuestamente deberían tratarse los residuos.

En la localidad de Libertad se encuentra el principal ecopunto de Merlo, que de ecológico no tiene absolutamente nada. Es un foco de enfermedades, plagas y pestes. Les vecines denuncian la cantidad de basura y residuos acumulados y el gran problema ambiental que provoca, con casos de enfermedades respiratorias e intoxicaciones. La basura acumulada demuestra el deplorable estado del ecopunto. Lo que obviamente el municipio desconoce, ya que plantea que se encuentra en buenas condiciones.

El ecopunto que funciona desde hace cinco años, o lo que debería ser un centro de tratamiento para el acondicionamiento de los residuos, trae en realidad contaminación del suelo, aire y del agua potable. Pero aun así, después de tanto tiempo, vecinos denuncian que a raíz del mal funcionamiento y al exceso de basura, la única solución que brinda Mauricio Canosa (secretario de Delegaciones) a estos reclamos es el de la quema de los residuos para reducir la basura

Otra de las preocupaciones vecinales es la contaminación del agua en esta zona, poniendo en riesgo la salud de la población. Todo el barrio cuenta con pozos de agua, lo cual sale de esas napas, lo que agrava más la crisis sanitaria en medio de una pandemia, ya que son todas familias trabajadoras que no cuentan con la posibilidad de comprar agua de mesa.

Una cuestión importante a mencionar es la del servicio de recolección en Merlo, que en su mayoría está privatizado y lo brinda la empresa Covelia, ligada históricamente a Moyano. Su recorrido lo realiza en los barrios céntricos de Merlo, mientras que los camiones municipales realizan su recorrido en barrios mucho más alejados, donde su servicio es pésimo debido al mal estado en el que se encuentran sus camiones. En otros barrios el servicio está totalmente ausente, en donde los vecinos denuncian que los camiones pasan cada quince días y que con las altas temperaturas la basura comienza a pudrirse, pero aún así la facturación de los camiones es por recorrido completo. La intendencia de Menéndez te llena de basura, mientras que con sus maniobras corruptas se llena los bolsillos.

Desde Tribuna Ambiental de zona oeste planteamos y llamamos a organizarnos y luchar por:

– Plan de erradicación de los basurales del distrito.

– Creación de un centro de tratamiento de residuos alejado del ejido urbano.

– Municipalización del servicio de recolección, volcando todos los recursos que se dilapidan en una empresa privatizada a la reactivación de los camiones y salarios y condiciones laborales dignas para sus trabajadores.

– Campañas de educación de separación de residuos para la población a cargo de las organizaciones ambientales y profesionales.

En esta nota