08/02/2007 | 980

“Seguimos la lucha hasta que el Ceamse se cierre”


—¿Qué reclamos llevaron los vecinos a la entrevista con el gobernador y el intendente?


Alejandra: — Llevamos los reclamos votados en la asamblea: cierre y saneamiento inmediato del Ceamse, agua potable de red y cloacas para todo González Catán y funcionamiento pleno del Hospital del Km 32 y también del Hospital Paroissien. Además, le reclamamos al intendente haber desconocido la resolución judicial que exigía la provisión de agua potable a los vecinos de los barrios aledaños al Ceamse.


 


—¿Cuál fue la respuesta de Espinoza y de Solá?


 


— Espinoza intentó primero justificarse diciendo que el Municipio no puede proveer de agua al millón de personas que la necesitan, y que seguro el análisis de agua que tuvo el cuenta el juez fue de un pozo con la malla rota… El insulto a los vecinos era tan evidente que Solá lo cortó y empezó a bajar “su” propuesta. Sobre el cierre del Ceamse planteó el compromiso de cerrarlo en diciembre de 2007, junto con el de Ensenada. Para ello están estudiando posibles lugares de traslado de los depósitos de basura al interior de la provincia, esperando estudios de impacto ambiental en marcha para el 15 de febrero. Si no tienen resultados favorables, harían una nueva tanda de estudios con plazo hasta el 9 de abril.


 


Propusieron formar una mesa con los vecinos y autoridades del Ceamse para el seguimiento del proceso del cierre.


 


Sobre el tema agua, plantearon instalar una planta potabilizadora móvil como medida de emergencia, y días después, en una reunión con gente del Municipio, plantearon solucionar el tema del barrio Nicole con una perforación y llegada a las casas de los planes “Agua más Trabajo”. Sobre el tema cloacas, plantearon que en 2008 llegarían hasta Laferrere, y para González Catán y Virrey del Pino recién en 2011.


 


Con relación al Hospital del Km 32, Solá hizo venir al ministro de Salud, Claudio Mate, quien intentó limitar el problema del funcionamiento a la falta de anestesistas. Ante los vecinos que lo increparon denunciando la falta de funcionamiento de la guardia de pediatría y otros servicios, Solá tomó la palabra y prometió el pase a planta de 253 trabajadores del Hospital y el pleno funcionamiento, pero que dichos nombramientos iban a ser discutidos con ATE y no con el director del Hospital.


 


—¿Qué respondieron los vecinos a estas propuestas?


 


— En primer lugar, que cualquier medida como la integracón de una mesa, debía ser discutida por la asamblea antes de dar una respuesta. Pero sobre el resto de los puntos manifestamos la continuidad del plan de lucha y las acciones programadas para reclamar el cierre hasta que haya medidas concretas, ya que la promesa de cerrar el Ceamse ya se había realizado en otras oportunidades. Manifestamos las dudas sobre la certeza del traslado ya que el gobierno no tiene alternativas reales en la mano (allí estan las movilizaciones y cortes de los vecinos de Brandsen para empezar), y el problema no se limita a que dejen de tirar basura en Catán, sino que se extiende al saneamiento de la zona, profundamente contaminada, para lo cual no aparece ninguna propuesta. En relación al agua, rechazamos la provisión mediante “Agua más Trabajo”, ya que no es agua corriente ni potable, sino que es agua que proviene de una perforación un poco más profunda que los pozos de las casas, pero igual de contaminada, con la diferencia de que llega a las casas por cañerías conectadas de todo el barrio. Pero además la experiencia en otros barrios es que las obras quedan inconclusas, no les pagan a los que ejecutan las obras a pesar de ser una miseria, y son claramente de mala calidad e insuficientes. Las cloacas para 2011… ni merecieron una respuesta por lo poco serio del planteo. Si denunciamos que siguen hablando de construir más hospitales y no garantizan el funcionamiento de los que ya están, y esto no se resuelve con las 13 salas de salud que según Espinoza se abrieron en distintos barrios desde que asumió Balestrini la Intendencia, de la que él es continuidad.


 


—¿Qué otra cosa destacarías de la reunión?


 


— El gobierno intentó llenar la reunión de elementos cooptados a su política, como dos vecinas de Wilde que alababan el cierre de Villa Domínico, o un representante de una cooperativa de reciclaje de Matanza, que trataba de presentar un reciclaje casi domiciliario como una salida a miles de toneladas de basura. Fuimos sorteando esos escollos durante la reunión, y obligamos a que firmen un compromiso sobre los puntos planteados.


 


—¿Una conclusión general?


 


— Hay que tomar en todos los barrios y municipios la lucha contra la contaminación ambiental y organizar a los vecinos en asambleas. La situación es extrema y hay condiciones para encarar esta lucha en forma masiva.

También te puede interesar:

El gobierno municipal sigue sin dar soluciones al desborde cloacal.
Contaminación ambiental y el riesgo sanitario en Villa Páez y Alberdi, el intendente y la oposición patronal no responden.
Participaron Cintia Frencia, Soledad Díaz y Emanuel Berardo junto a vecinxs damnificadxs de Alberdi y Villa Páez.
Si entra el Frente de Izquierda Unidad, entran los reclamos populares.
La Municipalidad gasta millones en publicidad de Facebook, en lugar de invertir esos fondos en obras de infraestructura.
Una tragedia evitable, que expresa toda la crudeza de la crisis social y la desidia del Estado.