fbnoscript
8 de febrero de 2007 | #980

Enero y Febrero de 1974

Peron pone a punto el terrorismo de Estado

Por L.M.
El 19 de enero de 1974 se produce el intento de copamiento del ERP al Regimiento de Azul en la Provincia de Buenos Aires. Allí mueren el Jefe del regimiento, su esposa y es secuestrado un oficial del ejército argentino. En el enfrentamiento los guerrilleros tambien sufren bajas.
 
Perón envía el 22/1/74 una carta de condolencias a los militares, donde reafirma el poder represivo estatal “…la estrategia integral que conducimos desde el gobierno, nos lleva a actuar profudamente sobre las causas de la violencia y la subversión, quedando la lucha contra los efectos a cargo de toda la población, Fuerzas Policiales y de seguridad, y si es necesario de las Fuerzas Armadas” (...) “…harán que el reducido número de sicopatas que va quedando sea exterminado uno a uno para el bien de la República”.
 
Ese 22 de enero, JDP obliga, en la crisis, a renunciar al gobernador de la Provincia Oscar Bidegain ligado a Montoneros y coloca en su reemplazo al burócrata metalúrgico Victorio Calabró, quien en 1976 entregará la posta a los genocidas.
 
El mismo día 22 recibe a Diputados de la Juventud Peronista (Rodolfo Vittar, Roberto Vidaña, Aníbal Ilturrieta, Armando Croatto, Carlos Kunkel, Santiago Díaz Ortiz, Diego Muñiz Barreto, Jorge Glellel y Julio Mera Figueroa), quienes primero critican la acción del ERP y luego tibiamente protestan contra la reacionaria Reforma al Código Penal, enviada de urgencia por el Poder Ejecutivo para judicializar las luchas obreras y populares. En la reunión JDP obliga a renunciar a sus bancas a los diputados disidentes y les señala: “Nosotros vamos a proceder de acuerdo con la necesidad, cualquiera sean los medios. Si no hay Ley, fuera de la Ley también lo vamos a hacer y lo vamos a hacer violentamente”… ”si tenemos Ley el camino será otro, pero les aseguro que si tenemos que enfrentar la violencia con la violencia, nosotros tenemos más medios, y lo haremos a cualquier precio porque no estamos aquí de monigotes”.
 
En una conferencia de prensa en la Quinta de Olivos (8/2/74) transmitida en directo por la Televisión y luego transcripta en La Nación del 9/2/74-, la cronista Ana Guzzetti, del diario El Mundo, le reclamó: "Cuando usted tuvo la primera conferencia de prensa con nosotros yo le pregunté qué medidas iba a tomar el gobierno para parar la escalada de atentados fascistas que sufrían los militantes populares. A partir de los hechos de Azul, conocidos por todos, y después de su mensaje llamando a defender al gobierno, esa escalada fascista se ha ampliado mucho más. En dos semanas hubo exactamente vienticinco unidades básicas voladas, que no pertenecen precisamente a la ultraizquierda; hubo doce militantes muertos, y ayer se descubrió el asesinato de un fotógrafo. Evidentemente, todo está hecho por grupos parapoliciales de ultraderecha".
 
Perón totalmente alterado dijo: "¿Usted se hace responsable de lo que dice? Eso de parapoliciales lo tiene que probar". Y dirigiéndose al edecán aeronáutico, ordenó: "¡Tomen los datos necesarios para que el Ministerio de Justicia inicie la causa contra esta señorita!". Se produjo un breve silencio. Fuera de allí millares de espectadores no podían creer lo que escuchaban y veían en directo en el televisor. Sin intimidarse, la periodista le hizo frente: "¡Quiero saber qué medidas va a tomar el gobierno para investigar tantos atentados fascistas!". Perón alzó nuevamente su voz para indicarle que esos eran "asuntos policiales provocados por la ultraizquierda y la ultraderecha". Y apuntándole con el dedo, la acusó directamente: "¡La ultraizquierda son ustedes!".
 
Ana Guzzetti, joven militante del movimiento justicialista desde hacia 13 años, fue detenida en el lugar, trasladada y torturada salvajemente. Por decreto presidencial el diario El Mundo fue clausurado.

En esta nota:

Compartir

No cars.

Comentarios