fbnoscript
6 de junio de 2019 | #1551

“Venimos a proclamar la vigencia histórica del Cordobazo”

Acto del PO en Unione e Benevolenza

El Partido Obrero llevó a cabo, el pasado jueves 30, un gran acto por el 50° aniversario del Cordobazo en Unione e Benevolenza, bajo la consigna “por un Cordobazo nacional”, que tuvo como oradores a Fernando Ramal (presidente de la Fuba), Alejandro Crespo (secretario general del Sutna) y Néstor Pitrola (precandidato a diputado nacional por el FIT por la provincia de Buenos Aires).

Durante el acto se proyectaron dos videos enviados desde la movilización educativa de San Pablo, uno de ellos de Osvaldo Coggiola (secretario adjunto de Andes, gremio docente universitario, militante trotskista y activista estudiantil durante el Cordobazo) y otro de los compañeros de la organización Luta pelo Socialismo (LPS).

En su intervención de cierre, Néstor Pitrola resaltó la campaña política del PO en el aniversario del Cordobazo, que ha incluido la realización de charlas, mesas-debate, la elaboración de un folleto específico y un acto en Córdoba con 1.000 compañeros, en la emblemática sede del sindicato de  Luz y Fuerza. “No hay homenaje más importante”, evaluó. Recordó también a Christian Rath, Ernesto Foix, Silvia Amorín y Gregorio Flores, “con los cuales aprendimos durante todo el proceso político del Cordobazo”.

“Venimos a proclamar la vigencia histórica del Cordobazo”, dijo Pitrola. “Cuando hoy decimos que queremos un paro activo de 36 horas, estamos diciendo que proponemos un Cordobazo nacional para terminar con Macri, el FMI y los gobernadores”. Y observó que “ayer la clase obrera, a 50 años del Cordobazo, le paró el país en seco a Macri, mostrando todo su potencial revolucionario”. Sobre este punto, también dijo que “levantamos con el Plenario del Sindicalismo Combativo y el clasismo las banderas del Cordobazo al plantear el problema de la crítica a la burocracia de Daer y compañía, que son los herederos de la burocracia participacionista de Vandor”. 

Pitrola señaló que la tradición del Cordobazo también está presente en las ocupaciones de AGR, Inti, Interpack. Defendió el método de la ocupación de fábrica frente a un kirchnerismo sindical que lo rechaza. Y reivindicó, en el mismo sentido, la enorme huelga de UTA Córdoba en 2017, que duró nueve días y fue hostigada por los medios, el gobernador Juan Schiaretti y el intendente Ramón Mestre. En cambio, el PO fue “un abanderado” de esa lucha.

 

“En la etapa previa al Cordobazo tuvimos huelgas y derrotas (Ensenada, Citroën, Goodyear, Fabril Financiera), que fueron la fragua donde se fue fogueando una vanguardia, sacando conclusiones, para finalmente derivar en el proceso de rebelión popular que fue el Cordobazo”, explicó Pitrola. Reivindicó la lucha de Política Obrera en los congresos del Sitrac-Sitram y el Plenario de Villa Constitución en 1974, por la formación de una tendencia clasista nacional y por un gobierno de trabajadores.

Recordó también que el PO caracterizó al Santiagueñazo de 1993 como el Cordobazo de los ’90. “Empezaba la batalla de fondo de la clase obrera y los oprimidos contra el nefasto régimen de Menem”, dijo. 

“Somos herederos voluntarios del proceso del clasismo que nace en el Cordobazo, de los cuerpos de delegados que se recuperan”, dijo Pitrola.

“Hoy, cuando organizamos el PSC, nos hemos inspirado en aquellas experiencias para llevar lo que en aquella época las experiencias dominantes de la izquierda no quisieron llevar adelante”, dijo Pitrola, polemizando con los planteos de conciliación de clases del sindicalismo de liberación de Agustín Tosco. Cuestionó la idea de que habría que acompañar una supuesta identidad peronista del movimiento obrero, señalando que el lema del Cordobazo fue “luche y luche, y no deje de luchar por un gobierno obrero y popular”. 

Pitrola se refirió también a la necesidad que se plantea hoy de “separar a los trabajadores del nacionalismo de conciliación de clases. Explicar que no quieren romper con el FMI, que quieren gobernar con la Unión Industrial, con el capital agrario, todos los cuales firmaron los 10 puntos de Macri, que significan una ruta de ataque al pueblo trabajador”. Una ruta llena de contradicciones, dijo, en un país que va al default.

“Preparemos a la juventud, a la clase obrera, al movimiento piquetero, para los tiempos que vendrán”, dijo Pitrola. “Proponemos al FIT un congreso para que la vanguardia discuta un programa y preparar los grandes momentos que vendrán antes y después de octubre”, añadió.
 

Compartir

Comentarios