09/04/1998 | 580

Todos a la marcha por el esclarecimiento del crimen de Juan

No al “Consejo de Prevención del Delito”

El jueves 12 de marzo, a los dos meses del asesinato de Juan, un kioskero de Córdoba y Arévalo, se reunió por tercera vez la asamblea de vecinos que recla­man su esclarecimiento. La cau­sa, en manos de la Policía, no ha tenido ningún avance. El kioske­ro en su agonía alcanzó a denun­ciar que el asesino es un policía. Se votó un petitorio para recla­mar al juez, al fiscal, al gobierno de la ciudad, el inmediato escla­recimiento del crimen.


Esta comisión ha hecho una gran experiencia, pues de colabo­rar con la policía, ha pasado a acusarla del crimen. Los legisla­dores frepasistas ya no aparecen.


La propia composición de la co­misión cambió: han desertado algunos comerciantes y se han integrado algunos jóvenes. La comisión participó de una re­unión de asociaciones vecinales patronales con la policía y el go­bierno de la ciudad para formar el “Consejo de Prevención del Delito”, denunciado su carácter clandestino y antipopular. Una de las “asociaciones vecina­les” candidatas a integrarlo es la de una importante inmobiliaria (Cobas), conocida por su campa­ña contra los travestís y su alian­za con la policía.


El viernes 27 de marzo tuvo lugar la reunión para constituir el “Consejo de Prevención del Delito”. Entre las asociacio­nes miembros se cuenta la Uni­versidad de Belgrano, la inmobi­liaria Cobas, la UCR, el PJ y otras “asociaciones” patrona­les. Son los interesados en man­tener la actual estructura poli­cial que favorece sus negocios. El objetivo declarado de “afian­zar los lazos entre la policía y la comunidad” es, en realidad, el de mantener la impunidad y la discrecionalidad del accionar policial. La Comisaría y los fun­cionarios del gobierno de la ciu­dad se negaron a tratar el caso Juan: no se puede violar el secre­to del sumario, no se pueden, constituir en investigadores…


Lo único que se puede, en el marco de este Consejo, es man­tener la impunidad.


Esto fue denunciado desde el inicio por el Partido Obrero del barrio. Otros sectores que hoy forman parte de la lucha argu­mentan que “se trata de hacer la experiencia”. En el consejo, se anotaron —disfrazados de asociación vecinal, dado que los partidos políticos no pueden participar— los “jóvenes combati­vos” del Frepaso, el local del PC y la propia Comisión de Seguimiento de la Seguridad. Ahora pueden, por ejemplo, “hacer la experiencia” de difundir la encuesta de opinión sobre la seguri­dad en el barrio, propuesta por las autoridades del Consejo, en la que se considera factor de inse­guridad a las casas tomadas, a los inquilinatos, a las villas de emergencia.


El Partido Obrero llama a la constitución de una mesa común de las organizaciones de trabajadores, desocupados, habitantes de casas municipales e inquilina­tos, jóvenes, estudiantes, para luchar por imponer las reivindi­caciones postergadas de las gran­des mayorías. ¡Fuera el “Consejo de Prevención”! Por el es­clarecimiento del caso Juan y to­dos los crímenes policiales. La primera tarea es marchar el próximo 13.

En esta nota

También te puede interesar: