fbnoscript

Una gran asamblea en la Zona Norte

Con la participación de más de 400 trabajadores y jóvenes, se desarrolló la asamblea convocada por la mesa de la Zona Norte, constituida para reagrupar y darle mayor impulso a la campaña por el Congreso del movimiento obrero y la izquierda. Una importante representación de esa mesa conformada por delegados y trabajadores de Fate, Lear, Siderca, Sealy, Telefónicos, delegados de ATE del Hospital Mercante, dirigentes del Suteba, gráficos, ferroviarios y jóvenes representantes de centros de estudiantes de la zona encabezaron las deliberaciones. La mesa, contó también con la participación del compañero Jorge Altamira quien aportó al debate y a sus conclusiones.
 
Las luchas en desarrollo
 
Las intervenciones se centraron en las luchas que se están desarrollando en toda la zona. Una de las conclusiones de mayor importancia fue la falta de preparación del conjunto de los trabajadores en luchas que se dieron con ocupaciones de fábrica, como Gestamp y Paty. Estas luchas determinaron otras, cuyas acciones, en un cuadro de suspensiones y despidos, no estuvieron centradas en las ocupaciones de planta. A partir de esta conclusión, la asamblea resolvió desarrollar una fuerte campaña por el reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario, como herramienta para preparar una próxima etapa de lucha donde las ocupaciones de fábrica tendrán un papel clave como respuesta obrera frente a los despidos. 
 
También se debatió el papel de la izquierda en cada una de las peleas del movimiento obrero, y la  construcción común, entre los trabajadores y la izquierda, de una alternativa política de salida a la crisis. El valor del frente único de los diferentes sectores del activismo frente a la burocracia sindical y las patronales, y la independencia de clase frente a todas las variantes del Estado, fueron otras conclusiones de primer orden. 
 
El apoyo a la lucha de Lear y la  denuncia del gobierno nacional junto con la burocracia del Smata y la patronal formaron parte del debate y las resoluciones. 
 
Altamira destacó la necesidad de explicitar nuestro objetivo estratégico -el gobierno de los trabajadores- en nuestra convocatoria, frente a quienes consideran que ello debe ser soslayado porque estaría fuera del horizonte político de los obreros combativos. Por el contrario, Altamira demostró que históricamente los trabajadores pelearon por un gobierno propio, incluso cuando consideraron al peronismo como representante de sus intereses. Agotada esta experiencia, el problema consiste en establecer qué herramienta política representa el interés colectivo de la clase obrera.
 
En la asamblea, se votaron resoluciones especiales sobre diferentes conflictos. Nos pronunciamos en apoyo a los trabajadores del Hospital Mercante frente a los últimos sucesos de inseguridad y por justicia para la compañera que sufrió un terrible ataque. Por otro lado, se denunció la intención de consumar un fraude por parte de la burocracia del Inti, y el apoyo a los compañeros de la Naranja que irán en los próximos días por la conquista de la Junta Interna. Se resolvieron también nuevas iniciativas de apoyo a los compañeros de Sealy frente al fraude de la patronal y la burocracia. El apoyo a los trabajadores de Donnelley y la lucha por la estatización de toda fábrica que cierre o despida masivamente, fue una de las principales resoluciones, al igual que la lucha por la estatización de Emfer y Tatsa.
 
La asamblea saludó especialmente la conformación de la Lista 3 para las próximas elecciones de la CTA (Yasky). Se señaló que participamos en esta elección contra los sindicalistas alineados con el gobierno denunciando la división burocrática, para luchar por la unidad de todo el movimiento obrero sobre nuevas bases.
 
Convocatoria a la izquierda
 
La asamblea resolvió también convocar a todas las organizaciones de izquierda y del movimiento obrero a sumarse a la convocatoria del 8 de noviembre en el Luna Park, sumándose a la mesa y realizar una campaña en común. 
 
Por último, pero no menos importante, la asamblea resolvió convocar al Frente de Izquierda y a todas las organizaciones a realizar una movilización al Congreso Nacional contra la Ley "Chevron" de entrega de los recursos naturales. 
 
Este importante reagrupamiento de compañeros de diferentes tradiciones y luchas le imprime un nuevo impulso al clasismo y los luchadores de la Zona Norte.
 

Compartir

Comentarios