fbnoscript

En Pompeya se votó un plan de acción

La asamblea que inauguró la Casa de los Trabajadores de Pompeya, local del Partido Obrero y la Naranja Gráfica, contó con una importante participación de jóvenes y obreros de la zona, entre los que se destacaron trabajadores gráficos, de UTA, alimentación, calzado, Utedyc, entre otros. La asamblea, que contó con la presencia de Néstor Pitrola, votó una serie de resoluciones. En primer lugar, la elaboración de un programa que plantee la ocupación de toda fábrica que cierre o despida, la reapertura de las paritarias, la eliminación del impuesto al salario, la nacionalización del petróleo y el comercio exterior y la convocatoria a un plebiscito por el no pago de la deuda usuraria. Se resolvió, también, de cara al Congreso, la realización de encuentros que reúnan activistas de salud, gráficos y transporte junto con la difusión de la declaración de adhesión resuelta por la comisión interna de AGR-Clarín (ver Prensa Obrera N° 1.334) en las concentraciones obreras de la zona, en particular en la planta de Coca Cola. Se propuso organizar actividades de difusión de los proyectos de ley del Frente de Izquierda, en los hospitales de la zona por las seis horas en enfermería y en los centros de jubilados por el aumento de emergencia.
 
El nuevo local también debe servir de impulso a la formación política y sindical por lo que se votó un plan de cursos que lo conviertan en una "universidad obrera" en Pompeya.
Junto con ello, la asamblea se comprometió movilizar en el cuarto aniversario del asesinato de Mariano Ferreyra y la realización de un mural en el barrio, a demás de apoyar la concurrencia de compañeras al Encuentro de Mujeres en Salta.
 

Compartir

Comentarios