fbnoscript
28 de marzo de 2013 | #1261

Mi ingreso al Partido Obrero

En estos días de cambios, entre otras cosas, tomé el compromiso de formar parte de una organización política. Durante 13 años me autoproclamé independiente en la militancia, siempre apoyé luchas desde mi lugar, conseguí el respeto de muchos de mis pares militantes o no, aprendí de los históricos militantes de izquierda y de viejos luchadores sindicales y sociales fieles a sus ideas hasta el final, personas que no son veletas y que no vendieron jamás su pensamiento por agradar o por realizar una carrera política a base de poder y progreso personal, sin medir las consecuencias. Como sí he visto algunos casos en los que ni les importa la dignidad ni el respeto de su propio apellido, "gente a la que cualquier colectivo les viene bien con tal de escalar".

Dar ese paso no fue fácil para mí, estuve años pensando y reflexionando cuál iba a ser mi siguiente paso. Desde que ingresé al Partido Obrero y lo hice público, muchos de esos históricos militantes de izquierda se acercaron y me dieron su saludo y celebraron mi decisión aunque no estemos bajo la misma bandera. También he visto muchos de mis amigos y compañeros de calle decepcionados por mi decisión -opinión que respeto porque son etapas, yo lo pasé y sé de qué manera piensan.

Por eso les pido que respeten mi decisión y no lo miren como un cambio, sino como una afirmación de lo que siempre fui -ahora bajo una bandera. Ya lo decía Bertolt Brecht respecto de los "apolíticos" orgullosos: "el peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los medicamentos, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nacen la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales."

En esta nota:

Compartir