fbnoscript
31 de julio de 2014 | #1325

Sobre "Contra la invasión sionista, apoyemos la resistencia armada palestina"

EXCLUSIVO DE INTERNET

Estimados: quería plantear una enfática crítica a la nota publicada en la "Prensa Obrera" el 24 de julio del corriente año, titulada "Contra la invasión sionista, apoyemos la resistencia armada palestina" firmada por Pablo Heller. Cabe aclarar que soy un gran simpatizante del partido, acuerdo con casi la totalidad de sus posturas y lo que refiere al conflicto en cuestión no es la excepción. No comulgo con la aplicación de la teoría de los dos demonios y soy un ferviente convencido de que es Israel (el sionismo) el responsable único del conflicto, siendo autor de la ocupación, el bloqueo, la limpieza étnica y el hostigamiento al pueblo palestino que ha dado fruto a décadas de violencia y opresión. Pero, en este caso particular, me parece que lo que la nota plantea no se ajusta a la línea históricamente respetada por el partido. La defensa debe ser del pueblo palestino oprimido, no de Hamas, por varios motivos. Por empezar, Hamas no es otra cosa que un grupo nacionalista islámico, de carácter religioso, cuyos objetivos (si bien pueden solaparse en algunas acciones puntuales) no son los de la liberación de su pueblo y la autodeterminación de los habitantes de Palestina. Estamos hablando de un grupo que ha ejercido, en algunos casos, la opresión sobre sus propios compatriotas. Si bien ha ganado elecciones en su momento, es importante entender que más de la mitad de la población de Gaza no concurrió a los comicios y que años después de los mismos se llevó a cabo una persecución y expulsión de los opositores de Al-Fatah en la Franja. Pero más grave aún es desconocer el hecho de que Hamas es fruto de la ocupación y el bloqueo llevado adelante por Israel durante décadas. Hamas es posterior a la instrumentación de estos crímenes, es producto de los mismos, y previamente a su existencia, existían en Palestina movimientos laicos con tintes democráticos. La nota también menciona el carácter "popular" del movimiento, por usarse emplazamientos civiles como centros de comando, almacenamiento o escondites de Hamas. Me sorprende mucho este punto, porque por un lado, desconoce la posibilidad de que dicha utilización sea compulsiva, incluso en contra de la voluntad de los pobladores de Gaza; y, por otro lado, la aplicabilidad del término popular como sinónimo de legítimo me es llamativo, siendo que el PO (afortunadamente) nunca se ha guiado por la expresión de las mayorías per se, como no ha apoyado, por ejemplo, a CFK luego de su 54%. Desconocer, a su vez, la funcionalidad de Hamas al militarismo israelí en tanto se presenta como el enemigo externo que justifica las masacres, es una falta grave a mi entender. Como también lo es desconocer la absoluta limitación política y material de la que Hamas adolesce de cara a derrotar al sionismo. Ninguna de estas cuestiones queda aclarada en la nota. Haciendo un paralelismo quizás un tanto forzado, me remito al último paro nacional de abril. Gran victoria ha sido la de la izquierda el lograr acudir a la medida de fuerza convocada por la burocracia, pero bajo consignas propias, logrando diferenciarse claramente de los Moyano y los Barrionuevo frente al conjunto de la sociedad. Aquí debiera aplicarse la misma lógica, pero no la veo. La consigna no debiera ser el apoyo a Hamas (como no lo fue el apoyo a los burócratas), sino al pueblo palestino, por una alternativa revolucionaria y el levantamiento de los palestinos todos en contra de la ocupación sionista y el yugo de Hamas. Saludos

Bruno Kliger

Compartir

Comentarios