fbnoscript
15 de septiembre de 2016 | #1428

Por el desmantelamiento de las redes de trata

Natalia Abigail Leblicq, la menor que desapareció en Trelew el 15 de agosto de 2016, apareció en una villa de Quilmes, en el Gran Buenos Aires, bajo el control de una red de trata de personas que opera en aquel lugar del país, pero con ramificaciones en la Patagonia. También rescataron a otras dos menores, una de Trelew y otra de Puerto Madryn.
 
Luciana, la madre de dos de las nenas, de 11 y 14 años, vive en Trelew, en Chubut. El 15 de agosto pasado hizo una denuncia por la desaparición de sus hijas, luego de que la madre de una amiga de las menores se ofreciera a llevar a las tres chicas a Puerto Madryn por el día. La mujer, quien ahora está detenida, hizo dedo en la ruta número 3 para llegar a Buenos Aires. Además, según el testimonio de las menores, se trasladaron en varios camiones para recorrer los 1.300 kilómetros hasta llegar al domicilio de Florencio Varela. Según los diarios locales, surgieron fuertes rumores de que este caso guardaría vínculo con un caso surgido semanas atrás en el barrio Planta de Gas de Trelew, donde se facilitaba la prostitución infantil con adolescentes de un hogar estatal.
 
La pareja que las prostituía obligaba a las niñas a fumar marihuana y otras drogas, y la mujer detenida las obligaba a tener sexo con hombres en un hotel alojamiento cerca de la Plaza Miserere.
 
 Este caso demuestra cómo las redes de trata y de narcotráfico actúan bajo la complicidad del Estado, ya que esta gente tiene un sistema armado para secuestrar y mercantilizar niñas y jóvenes con la cooperación de las comisarías y de los traficantes que operan tanto en Plaza Miserere como en Quilmes.
 
Lo único que parece preocuparles a los organismos que investigan la cuestión es que las menores hayan sido "explotadas sexualmente sin medidas de protección y prevención de la salud como el uso de profilácticos", según publicación de Twitter de la Coordinadora del Programa Nacional de Rescate del Ministerio de Justicia que encabeza Germán Garavano. 
 
El Estado, comandado por los partidos patronales, actúa en un bloque con los tratantes, la pelea por el desmantelamiento de todas las redes de trata y la aparición de las mujeres comienza por una lucha independiente y de conjunto contra el régimen político.

Compartir

Comentarios