fbnoscript
12 de diciembre de 2018

La mejor escena de la televisión argentina

Por Eugenia Cabral
Tinta Roja - Fda

Las Actrices Argentinas, que ayer denunciaron públicamente al actor Juan Darthés por violación de la actriz Thelma Fardin, pusieron ante los ojos del público la mejor escena de liberación de la mujer trabajadora que se haya visto en nuestro país.

¡Así se los derrota a los abusadores y violadores: con la organización colectiva! Solas no podemos contra esos varones, o es poco lo que vamos a lograr, porque, invariablemente, están protegidos de una forma u otra por empresarios, abogados, policías, jueces, sacerdotes y pastores, legisladores… ¡toda la parafernalia cobarde y opresora de la burguesía, las Iglesias y, en definitiva, de todos los estamentos del Estado que los ocultan entre sus sotanas, sus togas, sus limusinas, sus countries! ¡Los resguardan entre las páginas de sus códigos penales y civiles, los maquillan en los camarines de sus medios de comunicación, los esconden en los pasillos de las comisarías!

Ninguna mujer en forma solitaria puede vencer uno por uno los mecanismos aberrantes que protegen a los abusadores, los violadores, los golpeadores, los femicidas: ¡tenemos que tomar el modelo de las actrices, que pasaron de largo de todas las trabas estatales y privadas y asumieron ellas mismas la potestad de la denuncia del culpable y la protección de la víctima!

Es de la única manera en que el Estado se va tener que responsabilizar por los delitos contra la mujer. Es la única forma de contrarrestar los temores de las víctimas. Es el único camino para convencer a los varones de que, aunque sea por vergüenza ajena, se decidan a apoyar la lucha cotidiana de las mujeres a fin de imponer el respeto, la valoración, la igualdad de derechos con el varón.

El talento y el saber de las actrices sobre el poder de la escenificación han logrado que un violador caiga preso, sin esperar las improbables acciones del poder judicial. Por la actuación de estas actrices, Darthés va a quedar preso de su propio acto delictivo. A Darthés ya nadie va a creerle justificaciones ni pretextos. Y nadie va a confiar en sus muecas amorosas ante una pantalla de televisión. Pero las mujeres van a empezar a ver el modelo político de las actrices, no solamente el modelo de pilcha que lucen.

¡Viva la lucha colectiva de las mujeres trabajadoras!

¡Por el aborto legal, seguro y gratuito en los hospitales públicos!

¡El Estado es responsable por todo femicidio, violación o golpiza que padezcan las mujeres a manos de los varones!

¡Separación de iglesias y Estado!

 

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios