fbnoscript
21 de abril de 2005 | #896

Sole

Hola, soy Soledad del Polo Obrero. Les cuento que mi mamá es una buena luchadora que se ganó una beca para ella y para mi hermana que le dio San Martín de Porres, un colegio muy bueno, y la hizo sentir bien.
 
Para el momento que estaba muy mal y mi mamá, que no fue al colegio y no sabía leer ni escribir y sabe leer.
 
Gracias a todos los compañeros y especialmente Altamira, porque él le enseñó a ser luchadora y no bajar los brazos, y ella le hizo caso y yo estoy orgullosa de ella y siempre ayuda en los barrios, y ahora está haciendo una placita para el Barrio de Villa Hidalgo, para los chicos del barrio. En el Encuentro de la Mujer, de Mendoza, yo participé en los talleres de abuso sexual infantil y escuché cosas importantes de los chicos chiquititos, y pasaban cosas muy feas, como me pasó a mí con mi papá, pero diferente a los otros chicos y yo escuchaba lo que decían, todo, y mi mamá estaba embarazada de mi hermana más chica.
 
Y me voy despidiendo, Altamira, espero que seas el año que viene presidente de nuestro país, de Argentina, te deseo suerte, Altamira, ya que sos para mí, mi dirigente y te quiero mucho. Nos vemos en la lucha, compañeros del Partido Obrero.
 
Soledad, del Polo Obrero
 
 
 
De Altamira:
 
Estoy conmovido por tu templanza y por la forma valiente con que afrontás la vida. Yo también te quiero mucho. Para tu mamá y tu hermana: ¡Adelante! Un abrazo a todos.
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios