La apertura de la Prensa Obrera me satisface, aunque los cambios fueron pequeños para ser una prensa que se tiene que agotar en siete o quince días.


Por tal sugiero, una página que describa las luchas populares de este siglo y las masacre del estado capitalista.


Otra página, que todo socialista espera, dedicada a las tesis de Karl Marx, Lenin, Trotsky.


Hay personas que, por no tener dinero o las largas lecturas no le gustan, o no saben dónde comprarlos, se pierden la sabia lectura revolucionaria.


He conocido, dentro de las filas del Partido Obrero, buenos militantes que nunca leyeron a Trotsky.


Les sugiero que, en cada local del Partido Obrero, sea obligatoria una lista colgada a la vista de los títulos que contienen los libros y su valor. En los locales esto no existe.


Por último, aconsejo una tira de dibujos, para los más jóvenes, donde los actores principales fueran Lenin y Trotsky desarrollando, dentro de la crisis, la toma del poder.


Hasta la victoria permanente.


 

En esta nota

También te puede interesar:

A propósito de dos artículos de Marcelo Larraquy
Por Roberto Rutigliano, de Tribuna Clasista (Río de Janeiro)
Un relato en primera persona del abandono del Estado a las víctimas de violencia de género