27/03/1997 | 532

Aclaración

En vuestra edición del 13 de marzo ustedes tienen un buen artículo sobre Albania, en el que incluyen recortes de prensa y citas de la resolución del LCMRCI, sobre Albania, del 9 de marzo. Sin embargo, sostienen que somos el órgano de la corriente internacional de Workers Power de Inglaterra. LCMRCI es el nombre en inglés del Comité de Enlace de Militantes por una Internacional Comunista Revolucionaria (CEMICOR), que abarca a Poder Obrero (Perú), Poder Obrero (Bolivia), el Grupo Comunista Obrero (Nueva Zelandia) y Lucha Obrera (Inglaterra). Nuestras revistas internacionales son Guía, en castellano, y Boletín Internacionalista, en inglés. Nosotros rompimos en septiembre de 1995 con Workers Power debido a que ellos, cuando se produjo el peor bombardeo de la OTAN en su historia, llamaron a la derrota de los serbios y a que el imperialismo envíe armas y hombres para sus aliados croatas y musulmanes. WP fue una corriente muy progresiva durante los ochenta. Sin embargo, quedó desubicada ante la contrarrevolución democrática del Este. Su principal dirigente plantea que es muy progresivo el hecho de que el stalinismo sea reemplazado en el Este por regímenes demo-parlamentarios y que hay que hacer frentes únicos anti-stalinistas con la derecha liberalizante. El seguidismo ante la opinión pública democratizante del imperialismo anglo-yanqui les ha llevado a plantear la derrota de toda resistencia militar en Haití y Serbia frente a las invasiones, y a plantear la victoria militar de la elite anglo-parlante tutsi contra la mayoría hutu en Ruanda, e incluso en sus incursiones contra las campos de ultra-pauperizados refugiados hutus en Zaire. Esto se ha plasmado en un régimen interno sumamente burocratizado y colonialista.

En esta nota

También te puede interesar:

A propósito de dos artículos de Marcelo Larraquy
Por Roberto Rutigliano, de Tribuna Clasista (Río de Janeiro)
Un relato en primera persona del abandono del Estado a las víctimas de violencia de género