21/11/1995 | 474

Carta desde El Bolsón

Niebes del Carmen Altavista – Madre de tres niños, ama de casa, 7/4

Buenos Aires,

 

20 de noviembre de 1995

 

A los lectores de Prensa Obrera:

 

La presente es a fines de compartir con Uds. impresiones acerca del CLVIIº Congreso de la Un. TER, llevado a cabo en Cipolletti el día 10 de noviembre. Haciendo honor al “Día de la Tradición”, nuestra cúpula dirigente siguió con sus ‘tradicionales’ medidas de tibieza proponiendo solamente movilizaciones locales, en lugar de tomar el toro por las astas por una vez y enfrentar esta crisis creciente.

 

Asistimos alrededor de cien congresales, representando a afiliados de toda la provincia. Luego de leer las novedades de la última reunión conjunta con el FER, la dirigencia y algunas seccionales trataron de evitar el debate, proponiendo solamente un paro de 24 horas flotante con movilizaciones locales, lo cual sonaba ridículo ante la gravedad de los hechos recientes: represión del día jueves 9 llevada a cabo por nuestros perros guardianes de lujo: BORA, contra los compañeros estatales. Las seccionales que estábamos a favor de medidas más contundentes consensuamos y unificamos nuestras posturas, logrando finalmente el debate. De éste surgió la siguiente medida superadora de la anterior y votada por mayoría: paro por 48 horas, días 15 y 16 de noviembre, con movilización provincial a Viedma y congreso inmediato el jueves 16 de noviembre.

 

Lo notable y hasta anecdótico de este congreso es que cuando ya había finalizado y algunas seccionales estaban retirándose, aparecieron rumores, traídos por congresales de Cipolletti, aseverando que ya se había firmado el decreto para el pago con bonos; esto fue utilizado por la dirigencia y algunas seccionales para orquestar una nueva manipulación a fin de conseguir acercarse a la medida que ellos habían propiciado; el resultado fue que oficialmente quedó vigente la medida votada pero… la dirigencia se reservaba el derecho de cambiarla a: paro por 48 horas con 24 de ellas flotantes, que serían convocadas de acuerdo a los hechos que fueran sucediendo…

 

Nos fuimos con una sensación  de haber saboreado más de lo mismo: miedo de tomar medidas realmente efectivas, miedo a la represión constante y la peor de las frustraciones: sentir que cada vez estamos menos representados, más manoseados y más divididos…

 

Nota: a la fecha ya se ha nombrado al Sr. Massaccesi como senador, lo que lo deja inmune ante la justicia y el pueblo, luego de haber fundido a nuestra querida provincia… y nosotros, el pueblo… ¿qué…?