25/08/2005 | 914

Contrapoema

Me pregunto cómo se escribe un contrapoema.


Acaso se alimente de blasfemias,


de los desarraigos más antiguos,


de las miradas que ya no se atreven.


Me pregunto cómo se escribe un contrapoema


sin olvidar los sueños anteriores


Es decir sin mutilarme,


Sin descreer de la lucha,


Es decir sin adormecerme,


Sin dejar que la traición se imponga,


Es decir sin avergonzarme.


Por eso me pregunto señora Estela


-antes abuela-


Cómo le escribo un contrapoema


Sin relegar de las palabras


Que ayer la enaltecieron.


Cómo la destierro de mi historia


Sin sufrir un poco mi propio destierro.


Cómo aceptar que hoy se pasea con la impunidad


Cuando hace un tiempo peleaba contra ella.


Cómo le explico señora Estela


-antes abuela-


que de poco sirve su búsqueda y encuentros, por un lado,


si por el otro, pierde y abandona tanto.


Cómo le grito que es preferible la locura nacida del dolor


A la cordura que llega con la entrega


Por eso insisto con mi pregunta


Cómo le escribo un contrapoema


Cómo la desimbolizo y salgo entera


Es probable que nunca me responda


Y si lo hace no sirvan sus respuestas


Por eso abrazo a las que no se rinden


Y me mantengo firme en mi vereda


Esa que usted señora Estela


-antes abuela-


ahora mira desde enfrente.

En esta nota

También te puede interesar:

Pero estamos de pie, León: la historia será más justa que la vida. (Homenaje a Trotsky, a 75 años de su asesinato)