19/07/2001 | 714

Cumbia villera

Hace unas semanas, haciendo zapping, vi un documental sobre la denominada «cumbia villera». En dichas canciones, más allá de los ritmos, que a uno pueden gustarle o no (a mí, francamente, no me gustan, quizás por mi edad), se hace constante apología de la delincuencia, identificando a pobres y villeros con los delincuentes y reivindicando su accionar.


Como militante de izquierda quedé impresionado. Busqué darle al tema una lectura que trascienda la más simplista de la apología. Quiero decir, me parece que este tipo de música y su letra, no hace otra cosa que legitimar el discurso represivo de Ruckauf y compañía, porque ellos necesitan de este tipo de expresiones para formular sus políticas. A su vez, proponen como salida «heroica» de la marginación, el delito violento y lo reivindican como parte de su identidad.


Creo, compañeros, que hay otra salida para las masas pauperizadas que es la que propusieron Marx y Engels en el Manifiesto hace 150 años. Se trata de la revolución proletaria, y no de esta moda lumpen, funcional a los poderosos de turno y los agoreros del capitalismo.


Los felicito por el sitio del partido en Internet. Hasta pronto.


Mauro, La Paternal


[email protected]

En esta nota