12/09/1996 | 510

Curuzú Cuatiá en el cuadro de suscripciones

Más vale tarde que nunca, reza un dicho popular; de ahora en más, Curuzú Cuatiá (Corrientes) figurará en el gráfico de suscripciones: cuatro a cero, es el primer tiempo, 45 minutos de este partido que comenzamos a jugar en la campaña de suscripciones. Quiero que sepan todos mis compañeros del Partido Obrero, que nuestro círculo de Curuzú Cuatiá existe, lucha y se mantiene en la precariedad absoluta en cuanto a la disponibilidad de recursos y la posibilidad de estar juntos, porque los compañeros de mi círculo hacen peripecias laborales, de un lado para otro, en el ejercicio diario de sobrevivir en el ‘ispa’ del desregulado Monje Malasio Carlos. Estas suscripciones son el 1er. paso que marcamos en la campaña para llegar a una periferia virgen que nos espera.


En PO Nº 508, la compañera Liliana Díaz, de Marcos Paz, nos revela con mucho acierto que debemos romper con las trabas y prejuicios que todos arrastramos con mayor o menor grado en la difusión de nuestra prensa y en tal sentido, afirma sin equivocarse que los trabajadores, en general, han roto con el prejuicio que había sobre los partidos de izquierda, y sentencia: “que ahora tenemos que hacerlo nosotros”, refiriéndose al prejuicio.


El éxito firme de esta campaña debe potenciarnos a superar ampliamente el objetivo de las 6.000 suscripciones; hoy mismo propongo que en el temario de todo círculo brindemos por las 3.884 suscripciones que supimos conseguir y nos objetivicemos, al toque, por otras 3.884 suscripciones; el terreno está fértil, todo el arco político se cae a pedazos y debemos aprovechar ofensivamente esta situación excepcional, compitiendo palmo a palmo con la prensa burguesa en el seno de nuestra clase obrera. Para aplastar y desalojar a Carlos Anillaco Kuala Lumpur y a los galafates de la CGT, debemos maximizar la difusión de nuestra prensa, para que los trabajadores arriben en forma consciente a la posibilidad cierta de una perspectiva obrera, y no entren en el macaneo de apagones y cacerolazos híbridos que nos proponen los charlatanes sobrevivientes de Babel (FREPASO-UCR). Demostremos en todos los terrenos nuestra superioridad política e ideológica, para ganar compañeros a la causa socialista e intervenir en todos los frentes, socavando como hormigas negras el corroído cimiento de la estructura burguesa.


Compañeros, no quiero robar más espacio, simplemente deseo que sepan que en el corazón de la Mesopotamia, el Partido Obrero existe y lucha, aportando su granito de arena en la construcción de nuestra organización y, como un militante más, desde el ámbito de la humildad, los convoco que, a machamartillo, superemos ampliamente las 6.000 suscripciones.