16/03/2000 | 658

De Paraguay

Departamento Central - Paraguay

Tomé contacto con su página web. Que­dé muy impresionado con la calidad del contenido, el excelente nivel de análisis de todos los documentos de En Defensa del Marxismo y de Prensa Obrera. Sobre todo teniendo en cuenta que en Internet la gran mayoría de los sitios relacionados con el marxismo están bordeando el lugar común y la banalidad, lo cual es una verdadera lástima. Es muy reconfortante encontrar una página como la de ustedes, que trata un pensamiento y una práctica tan exigen­te como el marxismo con el rigor y criticis­mo adecuado. Pienso que en general en el campo marxista no se está dando una res­puesta adecuada a los nuevos desafíos teó­ricos que provienen tanto de la realidad cambiante y sobre todo las nuevas ideolo­gías dominantes. Cuando digo esto, estoy pensando en los teóricos posmarxistas (posmodernos), que se traen una ideología muy elaborada, muy seductora y que se ha mostrado especialmente contagiosa. Creo que la tendencia anti-intelectualista de la mayoría de los partidos obreros de Lati­noamérica ha tenido como consecuencia un estancamiento y debilitamiento de la teo­ría y, como consecuencia, la praxis marxis­ta. Ya sabemos que sin teoría revoluciona­ria no hay acción revolucionaria.


Quisiera suscribirme a Prensa Obrera y a cualquier otra publicación que hagan ustedes. También quisiera recibir más in­formación acerca de su partido.


Como sugerencia les pediría que inclu­yan pequeñas reseñas sobre los autores de los documentos de En Defensa del Mar­xismo.


Muchas felicidades y ¡adelante!


 

En esta nota