07/10/2001 | 725

De Patricia Walsh

Estimados compañeros del Partido Obrero: En relación a la salvaje agresión sufrida por los compañeros que pegaban afiches para su campaña electoral, por parte de una patota del Partido Justicialista, reciban ustedes mi adhesión, mi repudio a lo sucedido y mi solidaridad para denunciarlo.

En esta nota

También te puede interesar:

A propósito de dos artículos de Marcelo Larraquy
Por Roberto Rutigliano, de Tribuna Clasista (Río de Janeiro)
Un relato en primera persona del abandono del Estado a las víctimas de violencia de género