20/10/1994 | 430

El camino de los jubilados

En numerosas intervenciones en la Mesa Coordinadora de Jubilados, hemos planteado la necesidad de la realización de una gran marcha al estilo de la Marcha Nº 100, convocando a los partidos políticos y organizaciones sociales, sindicales y estudiantiles, que estén de acuerdo de poner punto final al genocidio, de 150 pesos de haber mensual, y lograr un mínimo de 450 pesos.


La derogación de la jubilación privada y la expulsión de la intervención en el PAMI. Esto no fue escuchado por el Secretariado de la Mesa Coordinadora pero si por algunos compañeros delegados.


También hemos planteado, dado que la Mesa en numerosos partes de prensa, ha impulsado el voto castigo, en contra de este gobierno al servicio de la gran banca, los monopolios y el imperialismo, que lleva adelante una política de hambre contra los jubilados y los trbajadores, que la solución para los jubilados no era ejercer el voto castigo, que sa había practicado con Alfonsín. Ahora con Menem se nos va la vida ejerciendo el voto castigo, pero no encontrando soluciones.


La solución está en impulsar un frente que se comprometa por su programa y por las medidas a adoptar para cumplirlo, a resolver las reivindicaciones de los jubilados y los trabajadores.


Ahora que todos los partidos más votados en las últimas elecciones son “cavallistas”, el justicialismo, la UCR y el Frente Grande se han comprometido a seguir con el plan de ajuste y convertibilidad, es decir, con el hambre y la miseria, para los jubilados y los trabajadores. Pero también es el momento que crecen el descontento y las luchas; que el plan Cavallo está haciendo agua por todos lados, que es necesario encontrar un canal de expresión a esas luchas y al descontento. Eso solo lo puede hacer un Frente de Izquierda.


Impulsar este frente por parte de las organizaciones de jubilados, es un deber, a fin de señalar un camino que conduzca no ir de trampa en trampa, ayudando a encarnecer en el poder a carreristas políticos, que con alguna demagogia previa, una vez llegdo a puestos públicos, cumplen fielmente los dictados del Fondo Monetario internacional, tal como se comprometió el Chacho Alvarez.


Lo que queda en el tintero.


Un compañero, planteó en la Mesa Coordinadora de hacer un petitorio a la manera del petitorio por un millón de firmar, creo que el compañero tiene muy buenas intenciones pero está equivocado. La dirección de la mesa no escucho lo del frente de Izquierda, pero dijo enseguida, que estaba en marcha junto al Plenario Permanente, la puesta en práctica de tal petitorio aprovechando que el Artículo 40 de la nueva Constitución obliga al Poder Ejecutivo que con el 3% de ciudadanos que lo pidan, tenga que llamarse a un plebiscito, eto que además de ser un forma de embellecer la nueva Constitución, que es la vieja pero más reaccionaria, pero además esto nos lleva a un callejón sin salida.


No se puede vencer una política que dicta el F.M.  a través de petitorios, entonces los trabajadores en vez de organizarce y declarar huelgas, tendrían que firmar petitorios.


La única forma de vencer, son las huelgas, las manifestaciones y el cambio de poder. De lo contrario vamos a hacer creer que a travez de petitorios vamos a cambiar la situación de los jubilados, de los trabajadores, de la salud, la educación, es decir haremos la revolución de los petitorios.