11/09/1997 | 556

El Criminal “anda suelto”

Alba, Morón

(De una extensa carta, extraemos algunos párrafos y la poesía con que culmina).

 

El capitalismo, con la explotación inescrupulosa de los hombres y del medio ambiente, produce miles de niños hambrientos y subalimentados, de adultos en la misma condición … Un medio ambiente natural enrarecido por la destrucción ecológica incontrolada y la contaminación, intoxica lo que debería ser un nutriente más, y con la intoxicación destruye las neuronas.

 

Pero no le basta con eso, en su lucha por la dominación de la clase explotada, crea un ambiente social enrarecido, intoxicado por su alienación. Crea la angustia, la depresión, panaceas artificiales y consigue, con eso, un ‘nuevo negocio’: … drogas ‘prohibidas’, … ‘permitidas’ (los psicofármacos) y sigue destruyendo las neuronas, esos pimpollos del cerebro que hacen florecer la inteligencia.

 

En fin, destruye el progreso armónico y pujante de la humanidad —eso es un crimen de lesa humanidad. Sólo nosotros podemos castigarlo y sabemos cómo: instaurando nuestro poder, el de los oprimidos, el de los explotados, de los trabajadores, la dictadura del proletariado. La lucha será tenaz, infatigable, pero:

 

 

 

La tierra está fértil

 

vamos compañeros

 

con la sangre entera

 

la conciencia limpia

 

sembremos la lucha

 

la semilla es bella.

 

La riega

 

nuestro sudor digno;

 

nuestro sublime cansancio

 

por tanto atropello,

 

por tanta vida perdida

 

y entonces hermanos,

 

hombres y mujeres

 

jóvenes y viejos

 

cabecitas negras

 

indígenas

 

blancos europeos

 

judíos y negros

 

todos los que sean.

 

Codo a codo

 

fuego a fuego

 

piqueteemos fuerte

 

paleteemos hondo

 

charlemos.

 

La tierra está fértil,

 

la cosecha es bella

 

florece en un canto solemne.

 

Su música emerge

 

como desde un vientre,

 

viene in crescendo,

 

pujando.

 

La revolución

 

es aún un feto

 

pero con nuestro

 

amor

 

libres

 

la protegeremos

 

e irá creciendo

 

 

 

En esta nota