23/12/1999 | 651

«Estoy de acuerdo con el Polo Clasista…»

Estoy de acuerdo con el Polo Clasista. Paso a contar mi experiencia con mis compañeros de trabajo, quienes pertenecemos al gremio rural agrupado en el sindicato Uatre.


Somos un grupo de mujeres que venimos peleando hace rato con la patronal. Primero, reclamamos la reducción de la jornada y l/2 hora de descanso, pedimos también un aumento de sueldo para mejorar nuestros miserables ingresos. Luchando día a día, lo fuimos consiguiendo. El aumento de sueldo fue de 15%, llevamos la jornada a 8 horas y, dentro de ella, la media hora de descanso.


Pero seguimos en lucha porque, como apretamos a la empresa, ellos contragolpean tratando de pagar los sábados a la tarde a precio normal, cuando son extras al 100% de acuerdo con la ley. Están muy calientes porque les impusimos el pago en blanco; antes estábamos en negro. Ante el intento de atropellarnos los sábados, nos volvimos a reunir y llamamos al sindicato a quienes hay que aclarar que también tenemos que presionar porque, si no, terminan siempre dándole la razón a la empresa o no cumpliendo lo que prometen.


Llegamos a resolver el paro si se volvían a atrasar con un pago de haberes, algo que antes hacían impunemente. Ahora se han sumado también los compañeros varones a la unidad que conseguimos las mujeres.


Con cada experiencia vívida, nos fuimos dando cuenta de la necesidad de tener delegados propios, que estén todos los días al pie del cañón para llevar adelante cualquier reclamo, a veces elementos de trabajo, protección para las cámaras frigoríficas, etc. Por eso estamos reclamando al sindicato la elección de delegados como corresponde a todo lugar de trabajo.


 

En esta nota