24/06/1999 | 632

La ´esperanza´ de los desocupados

El 17/4 a las 17 horas, pasó por Budge la caravana de ´la esperanza´ movilizando a todo el ‘aparato’ duhaldista, con un ´despliegue’ de ‘punteros barriales´ que cumplieron ‘muy bien’ los deberes. Se repartieron va­les para ´la clásica’ bolsa de alimentos, cotillón con banderitas y remeras y 50 pesos por cada micro lleno de gente.


Compañero desocupado: ¿cuál es la sensación que te quedó después de que la caravana de ´la esperanza’ pasó por Budge?


El ex frepasista Alberto Pérez (PPA) nos dice: “¡Cam­biemos el modelo! Recuperemos el trabajo, la familia, la educación, la seguridad…”, etc., ¿es que acaso podremos recuperar el trabajo con quien ya anunció que durante este año se perderían 170 mil puestos de trabajo?


El gobierno de Duhalde decidió un ‘recorte’ de 250 millones ¿sobre quién crees que recaerá este recorte? Sobre nosotros ¡los trabajadores! ¡Desocupados y ocu­pados! Esto significa el cierre de más fuentes de tra­bajo, reducción de salarios, despidos y suspensiones.


Compañero desocupado: la ‘alianza’ Duhalde-Ortega es representante de ‘la patronal’, igual que Menem y De la Rúa… El trabajo seguro y los salarios dignos, la educación, la asistencia sanitaria y la vi­vienda, tan solo serán una realidad con una alterna­tiva política propia de los trabajadores.


Ni Duhalde, ni Ortega representan una salida para la terrible situación social del pueblo, porque son re­presentantes de la patronal; por algo concretaron un frente con Cavallo.


Compañero trabajadore: las ordenes del FMI son reducir el resupuesto publico. Duhalde no habla de acabar con la flexibilización laboral, tampoco de aumentar los salarios y las jubilaciones y los pocos que apenas subsistimos con los 200 pesos del ´plan barrios´, sin cobertura social, sin vacaciones, sin ninguna seguridad, tampoco sabemos de la continuidad del plan, ya que ahora nos ´extorcionan´con que… “según quien gane las internas del PJ el 9/5 sabremos si firmamos o no por seis meses mas”. Nuestra salida es romper con los partidos patronales y poner en pie una organización en defensa de nuestros derechos.

En esta nota