27/07/1994 | 424

Los “6” somos todos No al cierre de grados en la escuela 503 de Gral. Sarmiento

La escuela 503 de José C. Paz se enfrenta al cierre de 2 grados. Como consecuencia de esto, quedarían seis compañeros sin trabajo: dos maestros de grado, dos técnicos (un orientador social y una asistente educacional), una preceptora y una profesora de taller. El argumento esgrimido por las autoridades del área es que no se llega al mínimo exigido por las nuevas disposiciones de matrícula.


La rama especial (la 503 es una escuela para discapacitados mentales) hace años que viene soportando el retoque del número de alumnos por grado, pasando de un “techo” de ocho al actual “piso” de catorce. Estas disposiciones desnaturalizan por completo el concepto de educación personalizada que precisan nuestros alumnos, debido a sus características particulares como educandos.


En una asamblea de ambos turnos de la escuela, donde un dirigente de la seccional SUTEBA se hizo presente (acompañado de un ex-docente del Mas, ahora candidato suplente en la lista Celeste), quien suscribe esta nota intervino planteando que el ataque a la escuela se inscribe en la política de destrucción educativa del gobierno, mediante la liquidación de la estabilidad en los cargos (derogación del estatuto del docente); llevar la jornada laboral a 7 horas, abriendo el camino para el despido en masa de docentes, y que la defensa incondicional de nuestros seis compañeros pasa por la movilización de toda la docencia junto a padres y estudiantes; y que el SUTEBA convocase al resto de las escuelas a sumarse a nuestra lucha.


La posición del burócrata fue apoyarse en la desesperación de la mayoría de la escuela por encontrar la forma de elevar la matrícula escolar, aclarando que la escuela debía convocar a los padres para que defiendan la fuente de trabajo de nuestros compañeros. A sabiendas de que hubo ya varios cierres en el distrito, la burocracia celeste defecciona de una lucha de conjunto e instiga el sálvese quien pueda.


Al cierre de esta nota se sabe ya que en la reunión para la firma de la planta funcional, las autoridades rechazaron los argumentos pedagógicos elevados por la escuela para rechazar el aumento en el mínimo exigido por grado y que en un mes se harían efectivos los despidos.


Los maestros tenemos la responsabilidad ahora de pelear por nuestra fuente laboral.


No al cierre de grados. Menos alumnos por grado volviendo al techo histórico de 8. Convocar a los medios de comunicación para denunciar la situación. Convocatoria de una coordinadora de las escuelas de la rama para efectivizar una movilización al Consejo Escolar.


Los seis somos todos.