23/03/1993 | 385

Manifiesto por un parlamentarismo democrático

En abril el pueblo brasileño va a escoger la forma de gobierno del país. No se trata de buscar inútilmente un remedio para todos los males. La crisis que vivimos sólo será superada con mucha lucha y con la construcción de una nueva sociedad justa e igualitaria.


Sin embargo, dependiendo del resultado del plebiscito y de la revisión constitucional, tendremos democracia y participación popular.


El presidencialismo ya demostró ser una forma de gobierno arcaica y quebrada. Concentra el poder en manos de un hombre solo. Con eso, la población, que de hecho debería ser la dueña del poder, pierde el control del gobierno. Eso permite al presidente favorecer a una minoría, que siempre, se mantiene en el poder, marginalizando al pueblo y transformándolo en masa de maniobra.


Queremos cambiar esta situación. Ya no aceptamos que el gobierno tenga un dueño, incluso aunque haya sido elegido. Rechazamos la impunidad presidencial por cinco años. Queremos ampliar la democracia con la participación popular. Queremos tener derecho a cambiar el gobierno y el parlamento cada vez que se coloquen contra el pueblo. Queremos influir en los rumbos del país. Por eso, estamos por el parlamentarismo.


Pero no daremos un cheque en blanco para que los políticos conservadores, que mandan en el actual Congreso, hagan un parlamentarismo que les interese. Para nosotros, junto con la implantación del parlamentarismo tendrá que haber profundas reformas democráticas que permitan a los trabajadores y  a la población organizarse y participar políticamente en la sociedad.


Esta es la razón de ser del Movimiento Parlamentarista Democrático, que se suma a diferentes iniciativas, pero que se diferencia de ellas en las propuestas que siguen:


* Defendemos el mantenimiento de la República ampliando las libertades democráticas y colectivas;


* La implantación del unicameralismo con el fin del Senado;


* Elección directa para presidente, que debe mantener las prerrogativas de jefe de Estado;


* El primer ministro debe asumir el gobierno ejecutivo;


* La nominación y destitución del primer ministro por el presidente y/o por decisión del parlamento debe ser mediante la aprobación de una moción de censura;


* Mantenimiento del principio de proporcionalidad en el sistema electivo corrigiendo las distorsiones existentes;


* Institución del voto en lista partidaria y de la soberanía de los partidos sobre el mandato parlamentario;


* Contra los sistemas electorales restrictivos como los de tipo distrital o mixto;


* Completa libertad de organización para los partidos;


* Referéndum popular para la forma de gobierno y la legislación electoral-partidaria, después de aprobada por el Congreso Nacional;


* Profunda alteración en la representación y en las formas de ejercicio de los mandatos que amplíe el control de la sociedad sobre los mismos.


 


MOVIMIENTO PARLAMENTARISTA


DEMOCRATICO


CUT-Minas Gerais • Convergencia Socialista • PC • PC do B • PPS • PSB • PV • Parlamentaristas del PT


 


• Parlamentarismo es participación popular


• Elecciones directas para presidente


• No al voto distrital: voto distrital es voto de corral.

También te puede interesar:

Brasil - Estado español - Chile
Bolsonaro organiza marchas. Lula llama a “no perder la esperanza”.
El ídolo, la política brasilera y los negocios en la serie documental de Netflix..