24/08/1993 | 399

Marcha por Damián Carrizo

“Apoyar la lucha de familiares y vecinos contra la impunidad es ya una tarea frentista”


 


El 7 de agosto se efectuó la quinta marcha por el caso Damián Carrizo, el chico de 10 años violado y asesinado en abril.


Bajo la consigna “Para que la próxima víctima no sea su hijo participemos de las marchas por el esclarecimiento de los asesinatos de Norma Ojeda, Damián Carrizo, Sonia Corvalán, Luis Barcela”, unas 60 personas, familiares y vecinos de las víctimas, marcharon desde el Bajo Boulogne hasta el destacamento policial  ferroviario y la comisaría de Boulogne.


A dos meses de la primera marcha se observa que los funcionarios (diputados provinciales y concejales del barrio del PJ y delegados municipales de la UCR) han superado la contradicción de estar en las dos veredas al mismo tiempo: directamente ya no concurren, las cámaras de TV y otros medios comerciales tampoco, parece que superada “la noticia”, sólo la organización queda.


La tenacidad en la pretensión de justicia (algunos familiares de los casos reclamados llevan años en los Tribunales de San Isidro sin novedad) materializada en la continuidad y ampliación de casos agregados, son un desafío para las corrientes que se reclaman democráticas y combativas de la zona, en primer lugar para el reciente Frente de Izquierda y de los Trabajadores.


La ampliación del reclamo por el esclarecimiento a otros casos (Leonardo Gorosito, Gabriel Pérez, Marcelo Cerdá), su extensión en los barrios y establecimientos educativos, el fin de la impunidad de los responsables, el cese de las amenazas a militantes de la unidad básica “Con el corazón de Evita y Perón”, que aunque marginados del aparato oficial, se mantienen en esta lucha, son ya una tarea concreta del programa frentista de San Isidro.