31/03/2011 | 1170

Por el regreso de la dignidad

Por Correo de lectores Milton

-Exclusivo de internet

En un acto masivo en repudio al golpe de Estado del 24 de Marzo de 1976 se mostraron varias caras de la tensión política actual, de las grandes fracciones con distintos intereses políticos y del comportamiento de éstos en momentos en que se juegan las elecciones nacionales durante el vigente año.

Sin ganas de dar rodeos al asunto, voy a demostrar mi indignación ante las distintas agrupaciones peronistas y kirchneristas.

La marcha del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, formada por organizaciones sociales, de derechos humanos, políticas, sindicales y juveniles se encontró con un obstáculo para hacer su histórico recorrido de Congreso a Plaza de Mayo… las organizaciones K (la Cámpora, JP, CTA, Juventud Sindical, Movimiento Evita, etc.) convocadas sobre la 9 de Julio.

Como resultado, en el momento en que la columna de las organizaciones sociales cruzaban por la 9 de Julio los K tuvieron que ceder el paso, dejando penetrar la columna por un «pasillo» angosto para la inmensidad de la columna. Recibiendo agravios y provocaciones de ambos lados todas las organizaciones debieron atravesarlo para llegar al objetivo… la Plaza de Mayo.

Sin pensar que también marchaban madres con carritos, chicos de muy corta edad y gente mayor, casi al terminar de cruzar completamente la avenida, donde se escuchaba la marcha peronista y se veían miradas provocadoras del aparato oficial, las agrupaciones K empezaron a cerrarse dejando el estrecho «pasillo» en apenas una rendija, donde familias, ancianos, niños y banderas quedaron apretados avanzando sólo por el impulso de los que venían atrás.

Para algunos, será chicana política, para otro choque de fuerzas… para muchos significativo.

Los «nacionales y populares», lejos estuvieron de encontrarse junto al pueblo, que reclamaba por juicio y castigo a los culpables de ayer y hoy, y que iba cantando firme en contra de la burocracia sindical, históricamente aliada privilegiada de toda dictadura.

Las provocaciones y chicanas hacia los que le «hacen juego a la derecha» se desarrollan y profundizan, como quedó demostrado este 24 de Marzo.

Sin embargo, quien estaba al lado del los que cantaban por un «regreso de ladignidad» junto a Hugo Moyano, frente a los que pedían regreso de los sindicatos a los trabajadores, fue el ala kirchnerista y peronista.

En esta nota

También te puede interesar:

A propósito de dos artículos de Marcelo Larraquy
Por Roberto Rutigliano, de Tribuna Clasista (Río de Janeiro)
Un relato en primera persona del abandono del Estado a las víctimas de violencia de género