Una carta desde Perú

A dos años y meses de haber asumido el gobierno de Perú Posible, la crisis parece agudizarse al no haberse satisfecho las expectativas de millones trabajadores que tiraron abajo al gobierno corrupto de Alberto Fujimori.


Si bien meses atrás las luchas de los trabajadores alcanzaron puntos tan elevados que parecía inminente la caída de Toledo, la burguesía y las direcciones traidoras pusieron el hombro para convencer a los trabajadores de que deberían esperar el punto de quiebre (cambio de política económica) que se produciría luego de las fiestas patrias (28 de julio). Tan esperado quiebre no se produjo, pues el discurso de Toledo, como era de esperarse, significó una continuación y reafirmación de la política neoliberal, el estricto cumplimiento de la carta de intención firmada con el FMI, la misma que en una de sus cláusulas estipula el pago irrestricto de la deuda externa.


Las masas se “calmaron”; sin embargo, en poco tiempo irrumpirán nuevamente en la palestra y en los próximos días tendremos a millones de trabajadores en las calles. Veamos algunos ejemplos:


• 4 millones de campesinos realizarán un paro de 48 horas (24 y 25 de este mes) exigiendo una verdadera política de apoyo al agro, el funcionamiento real de Banco Agrario, ser beneficiarios directos de los proyectos de irrigación, (y no los terratenientes como ocurre ahora), disminución del IGV (impuesto) a los productos del agro, aumento del arancel a los productos agrarios importados de los países imperialistas que subsidian a su agricultura quebrando a los productores nativos. De no resolverse a comienzos de octubre iniciarán una huelga indefinida.


• 270.000 maestros del magisterio nacional pararán el miércoles 17 como medida preventiva, en protesta porque el gobierno no cumple con los 40 puntos pactados luego de la huelga de mayo-junio.


• 100.000 camiones y ómnibus interprovinciales pararán indefinidamente a partir de octubre si el gobierno no cumple con los puntos pactados en la huelga de febrero. El 24 y 25 de este mes se realizará un paro preventivo.


• Los mineros de Marcona, empresa privatizada por Fujimori, en manos ahora de un consorcio chino, se hallan en huelga indefinida por la sobreexplotación y la política antisindical de la empresa. El pueblo de Marcona ha realizado un paro total en apoyo a los mineros.


• 100.000 obreros de construcción civil realizarán una huelga indefinida a fines de mes, porque la Conaco (gremio de empresarios) se niega a discutir el pliego de reclamos con el sindicato y lo quiere negociar en cada obra, hecho que perjudicarí a a los trabajadores.


• Un millón de comerciantes de los diferentes mercados del Perú amenazan con cerrar todos los mercados, porque el gobierno ha decretado un aumento del salario mínimo pero a través de bonos intercambiables por alimentos; los mismos que se podrán efectivizar sólo en los supermercados de las grandes transnacionales (Metro, Santa Isabel), perjudicando a los pequeños comerciantes. Este tipo de aumentos (pagos en especie) es una contradicción con los fundamentos mismos del capitalismo, que ahora no puede garantizar ni siquiera el más leve mejoramiento de las condiciones de vida de las masas.


• 30.000 docentes de las universidades estatales iniciarán una huelga indefinida a partir del 5 de octubre, por presupuesto para la universidad pública, autonomía universitaria y gratuidad de la enseñanza.


• 12.000 trabajadores del Seguro iniciarán una huelga indefinida porque el gobierno intenta privatizar varios servicios de los hospitales.


• Los gobiernos regionales amenazan con paralizar sus actividades en reclamo de presupuesto para las regiones y una descentralización real y no sólo en el papel.


• Los Frentes Regionales de Defensa se sienten burlados porque ninguno de los acuerdos a los que arribaron en numerosas mesas de diálogo se ha cumplido, etc.


Este es el panorama, en el cual los dirigentes de la CGTP liderada por stalinistas y ex stalinistas siguen “amenazando” con el paro nacional pero no hacen nada para materializarlo, pues el pacto de gobernabilidad (en el que se halla firmando la CGTP) los compromete a sostener a este gobierno y el sistema. No esperamos otra conducta de estas gentes.


Se hace impostergable luchar por la huelga general y una dirección obrera que imprima sentido y ruta a las actuales y venideras luchas.


Saludos