09/08/2007 | 1004

Una consecuencia de la lucha que dimos

Lidia (Las Flores, Vicente López)

Con gran alegría recibí la noticia de la abogada Claudia Ferrero de que la Cámara de Apelación (Sala 2) del Juzgado de San Isidro revocó el sobreseimiento del violador en la causa de Anabella (año 2005) y ordenó que se eleve a juicio. Esto nos da la certeza de que la perseverancia y la lucha frente a los tribunales dio sus frutos. Vamos por más. “La lucha recién comienza”. Mi agradecimiento y saludos a todos los compañeros y compañeras que nos apoyaron. Ahora más que nunca tendremos que pelearla duro con la Justicia.

 

En esta nota

También te puede interesar:

A propósito de dos artículos de Marcelo Larraquy
Por Roberto Rutigliano, de Tribuna Clasista (Río de Janeiro)
Un relato en primera persona del abandono del Estado a las víctimas de violencia de género