10/10/2002 | 775

¡Abajo el decreto 601/02 de Duhalde!

Hace algunas semanas, los artistas contratados por la Secretaría de Cultura de la Nación nos encontramos con la novedad de que, para poder firmar contratos de actuación o cobrar los ya realizados en el 2002, los artistas y todos los trabajadores contratados por la Nación debíamos sacar un certificado de antecedentes penales, «con costas a cargo de los artistas», montos que oscilan entre los 30 y 100 pesos (decreto 601/02).


Por otra parte, esta Secretaría mantiene deudas con los contratados que datan de los años 2000, 2001 y 2002; asimismo, mantuvo deudas con los músicos de la Orquesta Nacional Filiberto por un lapso de 6 seis meses.


¿Este es el plan cultural «nacional y popular» que Stella anunció con bombos y platillos a principios de año? ¿Dónde están los 125 millones del presupuesto 2002?…


Desde LuchArte entendemos que ésta no es la excepción de la regla; detrás de la «demagogia nacionalista» se encubre un ataque en regla contra las posibilidades de trabajo rentado para todos los trabajadores de la cultura.


El decreto 601 apunta a limitar las posibilidades laborales de los artistas que luchen o hayan luchado alguna vez contra este régimen de explotación capitalista (en sus variantes democratizantes o dictatoriales). Muchos compañeros que han estado presos bajo la última dictadura, hoy se verían imposibilitados de actuar contratados por el Estado; Osvaldo Pugliese, hoy estaría proscripto.


El 601, además, obliga a «pagar para poder cobrar».


Por otra parte, los «atrasos en los pagos» obedecen a una «política conciente» de confiscación de los haberes de los trabajadores. Las «demoras» en muchos casos se arrastran desde hace más de 2 dos años.


Desde LuchArte, proponemos organizar un plan de lucha, junto a todos los trabajadores de la cultura y sus organizaciones, para derrotar esta iniciativa del gobierno e imponer nuestras propias reivindicaciones.


• Derogación inmediata del decreto 601/02 de Duhalde.


• Pago inmediato, indexado según aumento del costo de vida, de todos los contratos adeudados por la Secretaría de Cultura de la Nación.


• «Trabajo para todos» con un Plan Cultural en los barrios y municipios de todo el país, con programaciones y presupuestos bajo control de los artistas y trabajadores de la cultura y sus organizaciones de lucha.

También te puede interesar:

Volvimos al Puente por justicia y contra el ajuste Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, presentes ¡Ahora y siempre!
Organizar a los desorganizados: esa es la cuestión que bien muestra la obra “El movimiento”
La causa federal que investiga las responsabilidades políticas del gobierno de Eduardo Duhalde en la masacre de Puente Pueyrredón incorporó los testimonios de algunos funcionarios