fbnoscript
30 de abril de 2014 | #1312

La intervención de Jorge Fischer

EXCLUSIVO DE INTERNET

El Plenario Nacional Antiburocrático de Villa Constitución

Un mes después del histórico Villazo, los metalúrgicos de Villa Constitución decidieron convocar a un Plenario Nacional Antiburocrático en solidaridad con su lucha. Cerca de 10.000 militantes llegaron el 20 de abril de 1974 al Club Riberas del Paraná, provenientes de todo el país, entre los cuales se encontraban comisiones internas combativas, delegados de base, activistas y estudiantes, además -claro- de los propios metalúrgicos de Acindar y demás fábricas de la ciudad. La presencia de Agustín Tosco (secretario general de Luz y Fuerza de Córdoba) y René Salamanca (secretario general del Smata de esa misma provincia) es indicadora de la relevancia a nivel nacional que había tomado la lucha de Villa, que había puesto en evidencia la necesidad (e incluso la oportunidad histórica) de promover la organización independiente de los trabajadores, con banderas de clase, frente a la creciente derechización del gobierno peronista, el accionar de las bandas fascistas sostenidas por el Estado, y el envalentonamiento de las burocracias ante el claro espaldarazo de Perón-López Rega. La organización Política Obrera (hoy, Partido Obrero) concurrió con sus principales dirigentes obreros a ese acto de solidaridad, pero lo hizo con una perspectiva superadora del mero apoyo a la lucha de Acindar: el planteo de constituir una Coordinadora que rompiera el aislamiento en que se encontraba el movimiento clasista en los diversos puntos del país y que se proyectara como una alternativa política para la vanguardia obrera, que claramente estaba sintiendo los golpes del gobierno nacional (y los sentiría aún más). Jorge Fischer, delegado general de la fábrica de pinturas Miluz y destacado dirigente de Política Obrera, fue uno de los oradores que llevaron esta orientación al Plenario, que fue muy bien recibida por los asistentes, pero duramente resistida por Tosco, Salamanca y el propio Alberto Piccinini (máximo líder de los obreros de Villa), quienes habían cerrado un acuerdo previo para que la Coordinadora no viera la luz y bloquear así una alternativa de independencia política frente al gobierno represor, con el que no querían romper. Fischer planteó, además, la necesidad de aprovechar el inminente 1º de Mayo para realizar un acto independiente del gobierno. Tampoco fue aceptada la moción. Ese mismo 1º de Mayo, Perón echaría a los Montoneros de la Plaza, pero ni eso alcanzó para que su dirigencia optara por un camino de independencia política. Tampoco alcanzó que la Triple A de Isabel Perón y López Rega masacrara a cientos de dirigentes políticos para que René Salamanca y su partido (el PCR) dejaran de apoyar a ese gobierno asesino. El mismo gobierno que, a manos de un comando de la Triple A, secuestró y asesinó a Jorge Fischer y su amigo y compañero, Miguel Angel Bufano, en diciembre de ese mismo año, 1974.

E. Thuta

Compartir

No cars.

Comentarios