fbnoscript
7 de agosto de 2014 | #1326

La batalla en la cultura frente a la masacre en Gaza

La batalla en la cultura frente a la masacre en Gaza

Al mismo tiempo que se lleva adelante la masacre en Palestina por parte del Estado sionista, está en curso una fuerte batalla de propaganda en el terreno de la cultura y el arte internacional, con pronunciamientos hacia uno y otro lado.

Una de las posiciones más radicales contra la masacre de Gaza fue la del prestigioso filósofo Gianni Vattimo, quien dijo que "ha llegado el momento de hacer las Brigadas Internacionales, como en España, porque Israel es un régimen fascista que está destruyendo un pueblo entero". Agregó: "Yo no sé manejar armas, pero aprendería con gusto para combatir a los marranos israelíes sionistas, que no tienen nada que ver con los judíos" (Página/12, 27/7).

El actor español, Javier Bardem, sostuvo que "no cabe la equidistancia ni la neutralidad: es una guerra de ocupación y de exterminio contra un pueblo sin medios" (DPA, 25/7).

Un centenar de artistas españoles, entre ellos Pedro Almodóvar, "declara(ro)n su indignación por el genocidio que está perpetrando el ejército de ocupación israelí en Gaza" (AFP, 30/7).

Vía Twitter hubo pronunciamientos como el de René, de Calle 13 (quien apoyó la lucha por Mariano Ferreyra): "Está cabrón que sigan asesinando a gente inocente, a civiles". O el de la estrella de la banda juvenil One Direction, Zaynn Malik, quien luego de subir a su cuenta de Twitter la frase #FreePalestine ("Liberen a Palestina") recibió más de 250.000 retuits y críticas de algunos de sus seguidores. La cantante Rihanna -que tiene 36,6 millones de seguidores en esta red social (Obama tiene 44 millones)- subió el mismo mensaje a Twitter que, apenas publicado, superó los 7.000 retuits. La presión que recibió del establishment pudo más y lo borró en sólo ocho minutos.

Cantantes importantes como Serrat y Joaquín Sabina fueron a tocar a Tel Aviv pese a la campaña de la Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina. En ese contexto, Sabina abogó por "luchar contra los prejuicios y los fundamentalismos de ambos lados" (20minutos.es, 20/6). También los Rolling Stones tocaron en Tel Aviv rechazando un pedido de dos fundadores de Pink Floyd -comprometidos con la causa palestina (Ansa, 6/4).

El director Daniel Barenboim -quien tiene el pasaporte israelí y palestino- reiteró su defensa del Estado palestino y su unidad territorial "y no los bantustanes que hay ahora. Esto significa que las colonias deben desaparecer" (TN, 31/7), aunque en el marco de dos Estados.

El músico se pronunció elípticamente contra la resistencia armada contra el sionismo -"la causa palestina es una causa legítima; ¿que fue luchada muchas veces con medios ilegítimos? Sí, pero es una causa legítima" (TN, ídem).

Artistas israelíes también condenaron la situación que se vive en Gaza. La directora Orna Banai dijo: "Me avergüenza que éste sea mi pueblo". Sus dichos derivaron en que la empresa para la cual interpretó un spot publicitario lo retirara de los medios (Ansa, 22/7). La cineasta Shira Geffen, en el marco del Festival de Cine de Jerusalén, se subió al escenario antes de proyectar su película y leyó los nombres de los cuatro niños palestinos asesinados por un misil israelí mientras jugaban al fútbol en una playa de Gaza y pidió por ellos un minuto de silencio.

D. M.

Compartir