fbnoscript
23 de abril de 2018

El rechazo de Natalie Portman al premio Génesis israelí

La actriz Natalie Portman dio a conocer el viernes pasado su decisión de no participar de la ceremonia organizada para la entrega del premio Génesis, que le había sido concedido en noviembre –un reconocimiento a miembros de la comunidad judía por su trayectoria profesional, con la dotación de un millón de dólares para ser destinados a filantropía, que persigue el declarado propósito de “inspirar unidad entre toda la comunidad judía mundial y el Estado de Israel”.

Portman, actriz estadounidense de nacionalidad israelí, justificó la decisión en su rechazo a los "recientes hechos en Israel" -en las últimas semanas, se estima que murieron alrededor de cuarenta manifestantes palestinos y ha quedado un saldo de miles de heridos a manos del ejército sionista. El gobierno de Benjamin Netanyahu viene desarrollando una política de exterminio contra el pueblo palestino, sometido a todo tipo de atrocidades como consecuencia de un estado de apartheid.

La ministra de Cultura israelí, Miri Regev, respondió sosteniendo que le daba “pena que haya caído como una fruta madura en manos de los partidarios del BDS” -en referencia al movimiento “Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS), que propugna el aislamiento económico de Israel para forzarle a poner fin a la ocupación de territorios palestinos que ejerce desde 1967” (El País, 21/04)

Portman, que profesa el sionismo, rechazó la asociación con el BDS y aclaró en su cuenta de Instagram que eligió “no asistir porque no quiero que parezca que apoyo a Benjamín Netanyahu, que iba a pronunciar un discurso en la ceremonia”, agregando que el maltrato de aquellos que sufren las atrocidades actuales no se ajusta a sus valores judíos (ídem).

En verdad, las políticas de Netanyahu son inescindibles del histórico accionar del Estado de Israel, que desde su fundación como un enclave del imperialismo en Medio Oriente ha multiplicado las expulsiones y matanzas del pueblo palestino. Las nuevas avanzadas del Ejército sionista formalizan la tentativa de una “solución final” para Palestina, apoyándose sobre el respaldo del gobierno Trump –que anunció recientemente su reconocimiento de la disputada Jerusalén como capital del Estado de Israel.

Con las contradicciones señaladas, la determinación de Portman –quien afirmó que debe “plantar cara a la violencia, la corrupción, la desigualdad y el abuso de poder” (ídem)- dan cuenta del creciente rechazo a la barbarie orquestada por el Estado sionista, que debe ser enfrentada por la acción de los trabajadores palestinos, judíos, y de todas las latitudes.

MIRÁ TAMBIÉN:  Condenamos la masacre contra el pueblo palestino

En esta nota:

Compartir

Comentarios