fbnoscript
23 de octubre de 2018

El "premio" escondido en Vamos las bandas

Denuncian manipulación en el concurso: sin previo aviso, instaron a los músicos seleccionados a participar de un video junto a Avelluto y Macri en la Quinta de Olivos.

 

Mientras el ajuste en el área de Cultura suma nuevos capítulos todas las semanas -desde la cuantiosa subejecución presupuestaria en el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales hasta la baja de subsidios en el Instituto Nacional del Teatro-, el gobierno manipula convocatorias públicas para inflar su imagen pública.

Así lo denunció Julián Diafirmasú, cantautor de Bariloche, en relación con su experiencia en el concurso Vamos las Bandas, donde se premiaba a músicos y bandas con la grabación de una canción en el estudio de Lito Vitale.

El músico relató en un video que circuló en las redes que tanto a él como al conjunto de los seleccionados “se nos avisa que todos debíamos asistir a la grabación de un video” –que, suponía, sería para difusión de la próxima edición del concurso. “Sin embargo a último momento nos dicen que era en la Quinta de Olivos, y que podía estar el presidente Macri. Varios pensamos que íbamos a quedar metidos en un manoseo y decidimos no ir. Luego de esto sale el video de Secretaría de Prensa de la Presidencia que confirma nuestras sospechas, con Macri y [el secretario de Cultura Pablo] Avelluto” con algunos de los seleccionados.

Diafirmasú se refirió al hecho como una movida desleal, tanto porque nada de esto había sido anticipado en la convocatoria como por el hecho de que, con un aviso de último momento, “muchos podrían pensar que de no ir podía aparecer algún tipo de represalia”. Y marcó que la “utilización de los ganadores del concurso para hacer propaganda, supongo que hacia la campaña electoral del año que viene” se da “en un contexto en que a la cultura se la está atacando, vaciando y se persigue a los músicos callejeros en la Ciudad de Buenos Aires a través del código contravencional”.

A su turno, relató que a los seleccionados en el concurso se los llevó a tocar a los juegos olímpicos de la juventud, siendo los “únicos que estábamos trabajando gratis, mientras que el gobierno le pagaba 35 millones a Coca Cola”, la empresa auspiciante.

El ajuste en Cultura, cifrado en la reciente degradación de Ministerio a Secretaría, se hará más profundo con el Presupuesto 2019 dictado por el FMI y acordado por Macri con los gobernadores: el área tendrá una fuerte reducción en términos reales (solo un 10% de aumento, cuando en 2018 hubo una inflación de casi el 50%) y recortes incluso nominales en varios programas de fomento y desarrollo para artistas y festivales: Difusión y Fortalecimiento del Patrimonio Cultural baja de $441 millones en 2018 a $258 millones en 2019; Fomento de la Cultura y Creatividad, de $521 millones a $396 millones; Promoción e Integración Cultural Nacional e Internacional, de $240 millones a $194 millones; Apoyo Económico a Bibliotecas Populares –un área ya muy golpeada en 2018- de $155 millones a $40 millones

No hay selfie que pueda tapar semejante hachazo a la cultura. Las y los artistas tienen con el conjunto de la población trabajadora motivos para luchar por la derrota del Presupuesto del FMI y una transformación social de raíz.

 

Compartir

Comentarios