fbnoscript
24 de diciembre de 2018

Jaime Torres

Por A.G.

Artista popular si los hubo, Jaime Torres hizo que el mundo conociera el charango, ese instrumento de cinco cuerdas que aymaras y quechuas modificaron, quizá, de la mandolina española. Incluso su nombre sugiere ese origen por las “charangas”, como se llamaban las tuncas o comparsas españolas. Típico de la zona andina, está hecho con caparazón de armadillo. Si ese instrumento tuvo un maestro entre maestros fue Jaime Torres, muerto este martes 24 a los 80 años.

En los ’80 grabó la música de la película “La deuda interna”, un alegato contra la dictadura en esa época, y llevó su instrumento desde Singapur e Indonesia a los Estados Unidos. En los ’70 había grabado la célebre “Misa criolla”, con Ariel Ramírez y Domingo Cura.

Grabó más de veinte discos y, aunque pasó casi toda su vida en Buenos Aires, nunca pudo alejarse del todo de su norte natal. “Cuando me voy, el alma tarda un mes en regresar”, dijo alguna vez.

Estuvo 70 años en los escenarios, “agarrado” del charango para usar sus palabras. Nunca se retiró de la música: “Quien ha pasado tantos años en esto es porque nunca ha pensado en el retiro”, declaró. Ahora lo ha retirado el límite inexorable de la naturaleza, pero no a su música.

En esta nota:

Compartir

Comentarios