fbnoscript
28 de mayo de 2019

Media sanción en el Senado para la ley de cupo femenino en festivales

Por Ana Clara Moltoni
Músicas Organizadas

La semana pasada se dio media sanción al proyecto de ley de cupo nacional femenino en festivales musicales, que establece un mínimo del 30% de mujeres en aquellos eventos públicos o privados en que intervengan tres o más artistas o bandas.

Tras la votación en el Senado, con 50 votos a favor y uno en contra, queda esperar hasta julio, cuando el proyecto entraría en la Cámara de Diputados y donde se espera una aprobación unánime.

La situación

La poca presencia de músicas en los escenarios comenzó a ser denunciada desde el año pasado, al calor de la ola verde y el movimiento internacional de mujeres que está poniendo de relieve, a viva voz, los padecimientos que sufre el género dentro del sistema capitalista. Las músicas no estamos exentas de la discriminación histórica, y la falta de programación de mujeres se da en todos los ámbitos tanto privados como estatales.

La expectativa por la aprobación de este proyecto es grande: comenzar a ver más mujeres en los escenarios del país despierta curiosidad acerca de la variedad en la música que esto podría traer. Y también por las voces por los derechos de las mujeres que podrían verse plasmadas en la escena, ya que manifestaciones de artistas mujeres, desde Madonna a las Pussy Riot, desde Hollywood hasta Cannes, vienen amplificando los puntos reivindicativos del género. Dentro del campo artístico argentino, tenemos el ejemplo de las Actrices Argentinas, no solo en su lucha aguerrida por el Aborto Legal, La ESI y el cese de la violencia de género, sino en la denuncia a las condiciones laborales en las que trabajamos las artistas, envueltas en una absoluta precariedad que nos hace vulnerables a las violencias.

El proyecto

En la redacción del proyecto aprobado, el cupo va ser impuesto mediante multas de hasta el 6% de la recaudación en bruto y no mediante una imposición directa. Es preciso advertir que las patronales podrían pagar el canon como manera de evitar el cumplimiento del cupo, si la cuenta de todas formas les rindiera positivamente.

Lo recaudado sería administrado por el Instituto Nacional de la Música (Inamu), un ente no participativo en su política y que avala el trabajo gratuito y precarizado para el sector. La imposición del cupo, entonces, dependerá también de que el movimiento de mujeres continúe activo y organizado por sus condiciones laborales y sus derechos. Debemos avanzar para conquistar nuestros derechos laborales: la principal garantía para que las mujeres podamos trabajar en condiciones y desarrollar nuestra música, libres de acosos y violencias, es salir de la enorme precarización que nos envuelve como trabajadoras ante el avance de las industrias culturales, la privatización de la cultura y el recorte presupuestario del Estado en favor de los grandes capitales (FMI) y los empresarios de la cultura. Vale advertir que el texto de la ley fue escrito, firmado por senadores y luego exhibido al conjunto de las mujeres, sin dar lugar a un debate en que las músicas pudiesen denunciar la precarización laboral reinante y tal vez incorporar más puntos.

Por otra parte este Senado que se pronuncia por la participación de mujeres en la música, el año pasado nos ha negado el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, con los argumentos más falaces, mostrando que su compromiso con los sectores reaccionarios pesaron más que los derechos de las mujeres. Varias de las senadoras que votaron contra la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo fueron ahora firmantes del proyecto de ley de cupo femenino, buscando lavarse la cara de su acción contra nuestros derechos.

Por todo esto llamamos a las mujeres artistas a seguir creciendo en organización, defendiendo nuestro derecho al aborto legal seguro y gratuito, la separación de la iglesia del Estado, la implementación de la ESI, rechazar el trabajo gratuito y fuera de convenio tanto en el ámbito privado como en el estatal y organizarnos para poder tener una verdadera representación sindical, recuperando el SAdeM para los músicos.

El 28 de Mayo vuelve la ola verde, con la nueva presentación en el Congreso de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Allí estaremos, desde las 16 h frente al Congreso Nacional.

En esta nota:

Compartir

Comentarios