fbnoscript
6 de diciembre de 2019

Mon Laferte y Yalitza Aparicio: un reggaetón de lucha lationamericana

Por Beita

Ayer en su canal de Youtube la cantante chilena Mon Laferte estrenó un nuevo video de Plata ta tá, un reggaetón combativo propio de la rebelión popular que sacude hace más de dos meses el país trasandino y la frutilla fue la presencia de Yalitza Aparicio, la actriz mexicana protagonista del premiadísimo film Roma (2018) de Alfonso Cuarón.

Entre lasers, cacerolazos y bocas tapadas con pañuelos, una manifestación en las calles mexicanas perrean  esta letra de protesta: Aunque nos quedemo' cojo'/ Aunque nos arranquen los ojos (Cómo sea).

Alude así a la siniestra metodología de Carabineros, que dispara adrede para cegar a los manifestantes (hay 200 con lesiones oculares). La represión ha dejado además más de 20 muertos.

Tras un humo denso y morado, Yalitza se descubre la cara tapada con un más que simbólico pañuelo verde y levanta el puño, para incorporarse a la lucha. El otro que se suma al reggaetón del cacerolazo latino es el cantante portorriqueño de ritmo urbano Guaynaa:

Que se prendan las 65 y Monserrate/ Vamo' pa' la calle en pie de lucha, quédate con to' los yate'/ Por la victoria, no quiero empate/Que si nos juntamo' todo los justo' por to' eso' disparate'/ Que salgan, que salgan, que luchen, que luchen/Vamo' a hacer que el mundo lo escuche/ Saquen pa' afuera toda' las pieza' del estuche/A ver quién va a joder ahora con los mapuche'.

El videoclip se publicó hace menos de 24hs y ya cuenta con más de 1,114,775 de vistas. Así con un ritmo por demás pegadizo, Mon Laferte se anima a cantar un reggaetón cumbiero combativo y vuelve a sumar su arte a la revuelta popular que sacude su país, la extiende por las calles de México y la agita a todo el continente: Esta generación tiene la revolución/ Con el celular tiene más poder que Donald Trump/ Déjate ver en Nueva York/ Toda la gente quiere darle al flow.

La rebelión chilena ha puesto en cuestionamiento todo el régimen heredado del pinochetismo, como lo ilustra la consigna “no son 30 pesos [monto del aumento en el subte que detonó el levantamiento], son 30 años” y forma parte del pelotón de rebeliones populares en el continente. El régimen hace un esfuerzo por sostener en el poder a Sebastián Piñera, la calle lucha por echarlo.

 

Compartir

Comentarios