fbnoscript
23 de mayo de 2020

Un encuentro de gran factura artística y política en modo virtual

Se realizó el festival organizado por la agrupación Actuemos y artistas de diferentes partes del país.
Por Corresponsal

El pasado miércoles 20 se llevó a cabo un importante evento de lucha por las reivindicaciones urgentes de lxs artistas escénicxs.

Organizado por Actuemos y bailarinxs, directorxs, técnicxs, actrices y actores independientes que lo habían votado en una numerosa asamblea, el festival logró una proyección nacional, constituyéndose en el primero de artes escénicas de estas características que se realizara desde el inicio del aislamiento social preventivo y obligatorio.

El carácter federal no solo se evidenció por la importante participación artística de creadorxs de Misiones, Chaco, Buenos Aires (varias localidades de la provincia estuvieron representadas), CABA, Río Negro y Santa Cruz, y por el acompañamiento y apoyo, explicitado durante la transmisión, de artistas de Formosa, Córdoba, Mendoza, Neuquén y aun por la presencia de representantes de la Red de Compañías Teatrales de Chile, que nuclea a más de cuatro mil artistas y técnicos escénicos del vecino país. También lo destaca la muy buena cobertura realizada por medios televisivos, gráficos y radiofónicos de distintas localidades provinciales y de la CABA, algunos de los cuales retransmitieron total o parcialmente el festival.

Mandaron su adhesión lxs compañerxs trabajadorxs telefónicxs de la Agrupación Clasista la Naranja Telefónica, minoría en la comisión directiva de Foetra, el Boom (agrupación que dirige el Centro de Estudiantes de la Universidad Nacional de Artes –UNA-), Movimiento lxs compañerxs de Tribuna Estatal, les músicxs agrupados en Músicos Organizados quienes levantan reivindicaciones similares a la de les artistas escénicxs, les cineastas agrupados en el Ojo Obrero y les periodistas de La Naranja de Prensa.

La estructura del evento intercaló bloques de espectáculos (títeres, escenas, cuadros de danza, lecturas) previamente editados, con entrevistas e interpretaciones en vivo. Así participaron solidariamente Ingrid Pellicori, Mirta Busnelli, Anabel Cherubito, Laura Azcurra, en tanto que fuerxn entrevistadxs y dejaron su testimonio el coreógrafo y bailarín Andrés Molina, la directora Mariana Cumbi Bustiza y la realizadora escenográfica Lourdes Tucuna. Les conductorxs –que también realizaron las entrevistas- fueron articulando los bloques con el repaso de las resoluciones votadas en la asamblea del 30 de abril: compensación salarial de $ 30.000, exención de pago del monotributo, suspensión del pago de servicios y alquileres hasta que se vuelva a trabajar; creación de una plataforma digital federal para difundir contenidos escénicos y clases –pagos. Se reclamó con especial énfasis que el gobierno nacional implemente un impuesto a las plataformas digitales (Netflix, Spotifay, Youtube), grandes ganadoras económicas de la pandemia que no tributan por la distribución y circulación de los materiales artísticos, imposición que serviría para la creación de un fondo que dé respuesta a la compensación salarial reclamada por artistas de todos los géneros, crecientemente afectados por la imposibilidad de trabajar. Se criticó así mismo la utilización de fondos de la Anses para salir en salvaguarda de poderosos grupos económicos (Grupo Clarín, Techint) mientras en paralelo la “ayuda” para les artistas resulta exigua, insuficiente y en todos los casos adjudicada por única vez.

Con el anuncio de una próxima asamblea virtual nacional el próximo jueves 28 de mayo, se planteó la continuidad del plan de lucha hasta la satisfacción de los reclamos planteados, al tiempo de hacer pública la prescindencia de la dirección de la Asociación Argentina de Actores que “ha declinado reclamarle al gobierno nacional, ha declinado presentar una solicitud colectiva de IFE y tarjeta alimentaria para todes les compañerexs en situación más vulnerable, ha evitado realizar un empadronamiento de artistas escénicos nacional, y de conjunto no está a la altura de lo que la situación requiere”, señalaron.

Dos horas y media a puro teatro y danza en un contexto de lucha política y reivindicativa que suma a les artistas escénicos a la ola creciente de reclamos obreros para que a esta nueva y tremenda crisis no la paguen nuevamente les trabajadores.

 

 

 

Compartir

Comentarios